Una región innovadora para el riego por Pivote

Publicado el 15 de noviembre del 2012 en la categoría Pivotes de riego

riego por pivote central en Haute Lande

En la región Haute Lande (Francia), los suelos arenosos y el alto componente férrico del agua, hacen que el riego resulte especialmente difícil.

Durante una gran cantidad de años, el paisaje lo protagonizaban los páramos y pantanos, debido al humus superficial, los suelos arenosos y a un clima muy influenciado por el Océano Atlántico, .

En 1857, Napoleón III creó la primera gran finca. Aquí experimentó con una gama de cultivos muy amplia: algodón, maíz de Louisiana y Arkansas, raíz de remolacha de Finlandia, con árbol de laca japonés, boniatos de China…

Tras su fallecimiento, los pinos dominaron todo el paisaje de la región prácticamente y el bosque se fue desarrollando a un ritmo vertiginoso, pero los grandes incendios forestales asolaron la región y terminaron con la época dorada de estos bosques.

El Gobierno que había en ese momento plantó la segunda generación de pinos y construyó una serie de cortafuegos y pistas forestales. La alternativa agrícola resurgía gradualmente. Agricultores, principalmente del Norte de Francia compraron terrenos y se establecieron con sus familias. Gracias a una inversión ambiciosa y a las innovaciones,  fue posible recuperar los cultivos de la zona.

El riego, esencial para la supervivencia de los cultivos, se desarrolló muy rápidamente. En esta región, si no hay precipitaciones durante cinco días, la escasez de agua afecta al desarrollo de los cultivos. La combinación de un contenido de arena superior al 85%,  la baja capacidad de retención de agua y la poca profundidad de enraizamiento del cultivo, supone que la reserva de agua del suelo solo permanece un máximo de tres días. El primer sistema de riego Pivot llegó desde Estados Unidos en 1966.

Hoy en día, dentro de la inmensa masa de bosque de las Landes de Gascony (con casi un millón de hectáreas), la tierra de cultivo cubre el 10% del total con unas 1.138 fincas. Haute Lande es la región líder de Francia en cultivos de maíz (alrededor de 38.000 hectáreas). La cosecha se destina principalmente para la alimentación animal y para su uso en la industria del almidón. También es la primera región francesa en la producción de zanahorias y maíz dulce, además de otros productos como espárragos, judías verdes, guisantes, patatas…

El riego por Pivote

En la actualidad, el 100% de cultivos de esta región es de regadío gracias a un gran recurso hídrico: el acuífero Nappe des Sables. La mayoría del agua utilizada es extraída de esta reserva subterránea, que tiene la característica de recargarse por sí misma en invierno. Al tratarse de campos muy grandes, se impone el riego por Pivote, mientas que otros sistemas como el riego por goteo no se pueden utilizar porque el hierro obstruye los goteros muy rápidamente.

Frente a las cualidades específicas que caracterizan el riego de la zona, asesora a los agricultores en sus tareas diarias el Grupo de Investigación de Técnicas Agrícolas empleadas en los Bosques de Aquitania. Hasta 139 fincas (que representan casi 35.000 hectáreas) se benefician mediante:

  • Ensayos de riego, gestión de técnicas que permiten decidir cuándo comenzar y finalizar el riego para cada tipo de cultivo, impacto de la escasez de agua en las diferentes etapas de desarrollo de los mismos, elección de la mejor combinación entre frecuencia de riego y dosis de riego según el consumo de agua, experimentación con  herramientas de control de riego y nuevos equipos del mercado.
  • Asesoramiento mediante boletín informativo sobre riego, partiendo de los datos obtenidos de una red de parcelas de prueba que representan todos los cultivos (maíz, maíz dulce, judías verdes, zanahorias, patatas, lirios y espárragos), características especiales de la región y limitaciones relacionadas con el riego, establecidas en cuatro partes: pronóstico del tiempo para los próximos cinco días, estrategia de riego de acuerdo con el tipo de cultivo y su fase de desarrollo, consumo acumulado de la planta para que el agricultor pueda llevar un control y monitoreo tensiométrico de las parcelas de referencia.
  • Un apoyo individual a los operadores de los sistemas de riego, trabajando con los agricultores y ayudándoles a optimizar sus instalaciones, reduciendo el coste de 150€ a sólo 80€ por hectárea al año.

Etiquetas: , , , , , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.