cultivos

Riego en el cultivo de lechuga

La lechuga requiere caudales de entre 0,6 y 1 lt por hora, con una separación entre goteros de entre 20 y 30 centímetros. Los riegos deben ser cortos y frecuentes (sin encharcar), para que se mantenga la humedad en las capas superiores de la tierra y evitar que el agua se pierda por percolación.

Leer más »

Cultivo de higos

El cultivo de higos es resistente y es de sencillo mantenimiento. La higuera es una especie que se reproduce por estacas, y también a través de renuevos que salen al pie, injertos o acodos. La mejor época para plantar es entre los meses de octubre y abril, evitando los posibles días de congelación del invierno.

Leer más »

Cultivo de borraja

La borraja no es un cultivo exigente en agua, pero no admite periodos de escasez. Una vez se planta, hay que regar en profundidad, para aplicar después riegos espaciados y cortos, en las horas centrales y al atardecer generalmente. El riego aumenta al desarrollarse la planta, sobre todo en su etapa final.

Leer más »

Sistemas antiheladas en aguacate

La microaspersión es la mejor alternativa para luchar contra las heladas, tanto a nivel técnico como económicamente. Es un sistema eficiente para protecciones en el entorno de los 1,5 mm y para mantener la humedad relativa por encima del 30% en todo momento en el ambiente, al cultivar aguacate.

Leer más »

El riego del aguacate

En el aguacate se aconseja el riego distribuido mediante tuberías con goteros integrados para aportar el agua sobre casi toda el área radicular (sin humedecer el tronco). Además de controlar de forma precisa mediante sondas los distintos parámetros críticos de humedad, presencia de cloro y salinidad.

Leer más »

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies