Telegestión en Comunidades de regantes

Publicado el 30 de marzo del 2010 en la categoría Tecnología del riego

Optimizar, ahorrar y mejorar el uso del agua de riego

La gestión que históricamente facilitaban las comunidades de regantes era básicamente de carácter administrativo y de mantenimiento de infraestructuras comunes. La facturación a los asociados por este tipo de servicios se realizaba mediante un prorrateo por superficie regable, no por consumo real de agua, ya que los medios técnicos del momento no lo permitían.

Herramienta para la gestión eficiente del agua en el medio rural

Con la llegada de las telecomunicaciones y otras técnicas, ahora ya es posible no sólo facturar el agua de riego según consumo, sino optimizar muchísimo su uso.

Consiguiendo además mantener mucho mejor las infraestructuras, ahorrar en mano de obra, mejorar la productividad de los cultivos, etc…

Telecontrol y telegestión para las comunidades de regantes

Un nuevo sistema de telecontrol y telegestión para los hidrantes de los usuarios de las comunidades de regantes, más los grupos de bombeo y otros elementos, comunica directa y permanentemente el control central con los módulos de campo, mediante sistemas inalámbricos (radio) o alámbricos (monocable: un solo cable bifilar para alimentar y comunicarse con muchas válvulas y otros elementos, mediante señales codificadas).

Este sistema permite optimizar los recursos hídricos disponibles, aplicando la programación de riego más eficiente. Ofrece a cada usuario los turnos de riego necesarios para sus cultivos. Centraliza toda la gestión del riego desde uno o varios ordenadores. Permite leer en cada momento el estado de las diferentes válvulas de riego, así como su consumo instantáneo y acumulado. Permite crear distintas agrupaciones de válvulas, pudiendo asignarles características y programas comunes, así como distribuir el caudal disponible. Programar los riegos por frecuencia, por horarios de riego, por demanda, por sensores, etc. Distribuir la programación del riego en función del caudal disponible. Realizar la fertilización por agrupación del riego, así como recibir cualquier aviso de incidencia. Monitorizar el estado hídrico del cultivo mediante sensores diversos. Registrar datos como, acumulados, lectura de sensores, actuaciones, etc., para su tratamiento, exportación y visualización en gráficos y sinópticos a través de ordenador. Gestionar cualquier elemento de la red, balsas, bombas, reguladores de presión, válvulas motorizadas, filtros, etc. Detectar roturas de tuberías, así como fallos en la presión y/o caudal. Aplicar diversas tarifas por el consumo de agua, según horarios, etc.

Control del estado hídrico de las plantas

La visión integral del conjunto Clima-Planta-Suelo nos lleva a avances de gran relevancia en el manejo del riego. La automatización de la medida de parámetros indicadores de este trinomio nos permite conocer a tiempo real las necesidades hídricas de la planta, y tomar decisiones con datos objetivos.

Un sistema económico y automatizado que parte de la filosofía de la planta como sensor, es decir, es la planta la que informa sobre su estado hídrico, permite de una forma muy sencilla y amena la medida del suelo, del clima y del estado hídrico de la planta, de manera separada o conjunta.

Este sistema para la toma de lecturas de sensores (humedad del suelo, radiación solar, temperatura, viento, lluvia, variación del diámetro del tronco de la planta o de su fruto, etc.), que recoge los datos “in situ” con un ordenador, o a distancia, por cable o módem telefónico (convencional o GSM) y que almacena en su memoria con una periodicidad programable, permite un uso más eficiente de la gestión y control del riego para mejorar la productividad de las explotaciones agrarias de las comunidades de regantes y asegurar así la competitividad.

Etiquetas: , , , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.