Aumento de riego Pivot en Castilla y León

Publicado el 2 de abril del 2010 en la categoría Pivotes de riego

Riego mecanizado en campo de cereal

De acuerdo con la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España (Esyrce), que publica el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), la superficie con riego por aspersión mecanizado mediante sistemas de riego pivot en Castilla y León creció un 24% en los últimos seis años gracias al impulso de la modernización y a los nuevos regadíos. Pasó a representar cerca de 96.000 hectáreas en la Comunidad, en detrimento del riego por inundación que desciende en la Comunidad un 12%; según la Directiva Marco Europea del Agua, esta forma de riego deberá desaparecer paulatinamente en los próximos años para evitar el derroche de agua.

La superficie total de regadío en la región se mantiene estable con aproximadamente 399.000 hectáreas, la tercera cifra más alta del país tras Andalucía y Castilla-La Mancha.

Es significativo el importante crecimiento de los riegos por aspersión mediante sistemas Pivot. Esta modalidad que representa casi la cuarta parte regional, es la más utilizada en las comunidades de regantes que han optado por modernizar sus regadíos, que anteriormente se basaban en la gravedad, o para la creación de los nuevos.

España registró un crecimiento inferior al 6,5%, pero es un crecimiento muy importante en términos absolutos, hasta alcanzar las 266.000 hectáreas. El riego Pivot en Castilla y León destaca por encima de otras comunidades autónómas, superando la tercera parte de la superficie total en España, 36% del total nacional. Castilla-La Mancha representa el 33% del total.

Los cultivos más relacionados con los regadíos en Castilla y León son los cereales, principalmente el maíz, que es el más sembrado en la Comunidad con 115.000 hectáreas, si bien en la región también existen alrededor de 160 hectáreas de este cultivo en secano.

Seguido, con casi la mitad de la superficie, 60.000 hectáreas de regadío, por la cebada, que a pesar de ser el segundo cultivo en regadío, significa sólo el 4% del total de este cereal en la Comunidad, ya que en secano se cultivan más de 1 millón de hectáreas.

El trigo blando es el tercer cereal más regado en Castilla y León, con 48.000 hectáreas, y que al igual que la cebada, sólo representa el 5% del total del cultivo, frente a las 505.000 de secano.

La cuarta opción más recurrida por los agricultores para el regadío es la remolacha, que denota la importancia de este tubérculo en la región, cuyas 35.000 hectáreas sembradas son beneficiadas por el agua, y casi todas por aspersión y Pivot.

Finalmente, la alfalfa también representa una parte importante en regadío, con 34.000 hectáreas, el 44% del total sembrado en Castilla y León, mientras que el resto hasta un total de 79.000 hectáreas, que representan el 56%, se siembran en secano, ya que esta leguminosa es muy socorrida para este tipo de zonas para alimentar a la ganadería, principalmente en ovino.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.