Microorganismos, fundamentales en la naturaleza

Publicado el 2 de noviembre del 2010 en la categoría Noticias agrícolas

Microorganismos fundamentales en el suelo

Así como en el cuerpo humano existe un mundo invisible, la naturaleza también contiene una vida que nosotros no podemos ver y que está en un constante proceso de transformación.

Si aprendemos a apreciar la vida en su esencia sutil, seremos capaces de aprender a amarla. Al aumentar hasta 20.000 veces la lente a través del microscopio, una diminuta flor nos mostrará su delicada estructura, permitiendo ver con nitidez los granos de polen. Una estructura que además presenta una inesperada complejidad.

Microorganismos en el suelo

En todas las raíces de las plantas hay una serie de microorganismos que están viviendo, y que ayudan a la obtención de agua. Hay ácaros en la tierra, que ayudan a descomponer los residuos de la microfauna y los retornan después como materia orgánica al suelo. También existen unos hongos micorrizos o bacterias con un tamaño de entre 0,001 y 0,01 milímetros, que fijan el nitrógeno en las raíces de las plantas.

En definitiva, cada puñado de tierra contiene miles de microorganismos, que serán totalmente diferentes en función del tipo de suelo, de su pH o de otros factores (por ejemplo, si el terreno es árido o húmedo). La variedad de microorganismos se puede dar incluso en tierras que estén separadas tan solo por unos centímetros de distancia.

El éxito de la producción agrícola depende de conocer la biodiversidad del suelo en el que se desarrollan los cultivos. Se ha descubierto que la contaminación en el suelo conduce al deterioro de algunos cultivos, ya que los contaminantes dañan a las bacterias fijadoras de nitrógeno en las plantas, de las que depende que la planta pueda absorber los nutrientes y desarrollarse.

Algunos investigadores han identificado un hongo micorrizo en concreto, el Acualospora, que se encuentra en las raíces de los lirios y resulta imprescindible en el crecimiento de esta planta bulbosa. Se inyectó Acualospora en la tierra de unas plantaciones de lirios y como resultado consiguieron bulbos de primera calidad sin necesidad de ningún tratamiento químico, en definitiva, una cosecha mucho mejor.

Apuntando en esta línea y para mantener la biodiversidad del suelo y los beneficios que provoca, la agricultura de conservación se basa en una siembra directa o de mínimo laboreo.

En Kenia, se ha formado un equipo de investigadores en siete países para poder determinar indicadores que ayuden a saber de forma relativamente rápida si un suelo es fértil o no y trabajar así en la identificación de la biodiversidad de diferentes suelos.

Con el paso del tiempo, se comprobará el papel que juega esa biodiversidad microbiana en la adaptación de los suelos a los cambios climáticos, y se podrá adaptar los cultivos a los futuros cambios.

Etiquetas: , , , ,

También te puede interesar:

2 comentarios en “Microorganismos, fundamentales en la naturaleza”

  1. Jorge dice:

    Soy agricultor de cítricos y palta en Perú. Todo lo realizo con biofermentos foliarmente y vía goteo. El primero cada 15 días y el segundo semanalmente. Así consigo aumentar la producción y la duración de las frutas. No tengo ni una sola plaga gracias a los hongos benéficos de los biofermentos. Los biofermentos los preparamos de malezas verdes en descomposición. Son muy abundantes los recursos que existen en la naturaleza para hacer todo esto.

  2. William dice:

    Sería conveniente que el Estado se interesara más por estos temas. Existen personas trabajando en ello, pero no hay apoyo institucional.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.