Acondicionamiento y purificación del agua

Publicado el 12 de diciembre del 2012 en la categoría Productos nuevos

sistemas de purificación de agua

Con el purificador de agua no se usan químicos, su tecnología es magnética y acondiciona el agua mejorando su calidad, reduciendo los residuos y, sobre todo, promoviendo una vegetación más saludable. Esta herramienta permite al agricultor realizar un mejor aprovechamiento del agua, del suelo, los fertilizantes y la energía, estimulando la productividad y generando unos rendimientos mayores. Los sistemas para la purificación del agua pueden resultar también beneficiosos para industrias, municipios y para la salud en general.

Vivimos en un mundo en el que debemos cuidar todos los recursos de los que disponemos. Los purificadores de agua suponen una herramienta muy poderosa que contribuye a sacar el máximo partido del agua.

El agua es la base para la vida y cuando cae en forma de lluvia, ofrece a los campos la fuente de abastecimiento más saludable y natural posible. Es por ello, que el agua de lluvia natural ha sido siempre fundamental para el sustento de la vida. Una parte importante, que hace que el agua de lluvia sea tan fundamental para su propósito, es la polaridad natural de cada molécula de agua a su paso por la atmósfera electromagnética. El agua de riego está disponible simplemente con accionar el interruptor, pero carece de las saludables características que posee la lluvia pura y sin adulterar. Gracias a los sistemas de acondicionamiento del agua con tecnologías magnéticas, es posible restaurar las tendencias naturales de las moléculas del agua y promover una utilización óptima en el campo.

Los sistemas de purificación hacen el agua más útil a partir de la división de sus moléculas en unas agrupaciones más pequeñas. Estas pequeñas agrupaciones son absorbidas más fácilmente por el suelo y las células vegetales, lo que promueve unos rendimientos mayores y más saludables, además de reducir la cantidad de sólidos sueltos y la acumulación de cal y salinidad.

Estos sistemas son fáciles de instalar, escalables en tamaño, configurables, móviles y duraderos, no requieren mantenimiento y son compatibles con todo tipo de riego: Pivot central, sistemas de riego lateral, goteo, aspersores, bombeo, inundación, acequias y tuberías con compuertas.

Una tierra sana es la base de todos los sistemas agrícolas. Si se producen cultivos sanos, se producen alimentos y ganado sano. Construir una estructura de suelo ideal comienza por el agua de lluvia, fertilizantes y nutrientes más solubles, una permeabilidad mejorada y menor escorrentía superficial.

Purificación del agua

El proceso de purificación del agua mejora el buen estado del suelo, desglosando el tamaño molecular de todas las partículas en el agua. Esto no solo mejora la permeabilidad del suelo y la capacidad de retención del agua, además elimina la escorrentía superficial y el despilfarro por evapotranspiración. Junto con unas prácticas de riego responsables, los sistemas de acondicionamiento y purificación del agua ayudan a producir rendimientos consistentes y a largo plazo, empleando menos agua, pesticidas, herbicidas, fertilizantes…

Algunos de los resultados obtenidos en estudios comparativos sobre el terreno, confirman que estos sistemas pueden incrementar el flujo de 28 litros por segundo a 32 litros por segundo. Además, puede disminuir la presión de la bomba de admisión de 7 a 6,3 Bar, la presión de descarga de la bomba de 9 a 8,4 Bar y la tasa de trabajo de la bomba de 49 a 42 Bar.

Etiquetas: , , , ,

También te puede interesar:

2 comentarios en “Acondicionamiento y purificación del agua”

  1. Felipe dice:

    Me gustaría saber cuáles son los caudales que el acondicionador y purificador es capaz de manejar. Les agradecería más información, como por ejemplo, a qué conductividad eléctrica deja el agua.

    Saludos.

  2. Traxco dice:

    Estos sistemas de magnetización, reducen aproximadamente en un 10% la cantidad de energía necesaria para empujar el agua. Facilitan y mejoran la penetración del agua y su retención en los cultivos, ahorrando desde un 10 hasta un 30% de agua de riego. Los fertilizantes y productos químicos se mezclan y disuelven mejor en el agua tratada, mejorando su absorción en suelos y plantas y reduciendo costos operacionales al agricultor.

    Los tamaños de los diferentes modelos, van en relación con los diámetros de tubos de riego existentes en el mercado. En sistemas Pivot, para caudales entre 400 y 1000 GPM, se utiliza normalmente el modelo de 6″ y para caudales superiores de entre 1000 y 1800 GPM, se suele utilizar el modelo de 8″.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.