Cultivo de arándanos con riego Pivot

Publicado el 17 de diciembre del 2014 en la categoría Producción agrícola

cultivo de arándanos

Antes de cultivar arándanos, resulta conveniente analizar los suelos para determinar el pH o las posibles deficiencias de nutrientes y realizar las tareas que sean necesarias para subsanar los inconvenientes que pueda tener el terreno. El arándano precisa de un pH de entre 4 y 6, por debajo de 4 necesitará una enmienda caliza y por encima de 6 es aconsejable una enmienda de azufre, además de sulfato amónico o potásico.

Preparación del suelo

Hacia final del verano o al principio del otoño, la primera labor para acondicionar el terreno es con subsolador para romper las capas profundas, airear el suelo y facilitar el drenaje. Después, se realiza una labor de grada o arado de vertedera para enterrar los abonos. El cultivo de arándanos es muy exigente en materia orgánica, necesita de 30 a 60 toneladas por hectárea de estiércol y precisa de niveles de fósforo y de potasio por encima de 10 ppm y 150 ppm respectivamente. Antes de realizar la plantación, a final del otoño, se pasa la fresa o rotovátor para desmenuzar el suelo. En cualquier caso, tener instalado el sistema de riego Pivot y trabajar a partir de plantas con cepellón, permite plantar prácticamente en cualquier época del año.

Plantación del arándano

Para sistema de recolección mecánica se recomienda un marco de 0,75 a 1 metro entre plantas y de 3 a 3,5 metros de calle. Para obtener producciones altas es frecuente aumentar la densidad hasta las 6.000 plantas por hectárea.

Conviene realizar las plantaciones a partir de plantas en maceta con cepellón de 1 año de edad, apretar la tierra alrededor del cepellón para evitar la formación de bolsas de aire e inmediatamente después dar un riego para mejorar el contacto de las raíces con la tierra. Dado que el sistema radicular del arándano es muy sensible al exceso de humedad, plantar en caballones mejora el drenaje alrededor de las plantas.

Para favorecer el desarrollo de la planta y mejorar la producción, es recomendable cubrir el suelo de la línea de plantación con malla antihierbas, que tiene una duración de 10 a 15 años, ocupando una franja de 1 metro de ancho. De esta forma, mantenemos la humedad en la zona radicular, ayudando a reducir la frecuencia de riegos y evitando el crecimiento de malas hierbas. Puede utilizarse también acolchado de origen orgánico como paja, que aportará materia orgánica al suelo, pero tiene una duración muy corta.

Con respecto a la fertilización en plantaciones ya establecidas, la mejor forma de establecer los micro elementos a aplicar es el análisis foliar que sin duda es más útil que el de suelo. Por término medio las unidades de fertilizante por hectárea en plena producción son: 90 de nitrógeno, 45 de fósforo, 90 de potasio y 25 de magnesio.

También es fundamental una poda equilibrada entre noviembre y marzo para renovar las ramas y obtener cosechas de calidad.

Riego de arándano con Pivot

El riego por pivotes, además de ser posible en terrenos de difícil orografía que no se podrían regar con otros métodos, garantiza mayor rendimiento de los cultivos y seguridad de cosecha, eficiencia en el uso del agua y ahorro de energía y agroquímicos. Aplicando conjuntamente el agua y los fertilizantes a través de todas las salidas del Pivot con manguera exudante o de goteo que se arrastran por los caballones, podemos regar con frecuencia utilizando dosis bajas.

Es necesario mantener un nivel adecuado de humedad sobre todo en los periodos de sequía estival, ya que el tamaño del fruto está condicionado por el nivel y los cambios de humedad en el suelo. Las mayores necesidades de riego se sitúan de junio a septiembre en la época de engrosamiento y de maduración del fruto.

El cultivo de arándanos no tolera bien la salinidad, ni los excesos de calcio, boro o cloro, de ahí que haya que controlar la calidad del agua de riego.

Árbol de arándano

Un investigador de la Universidad Estatal de Oregón está trabajando en la creación de una nueva clase de arándano que se desarrolla en forma de árbol (arándano injertado que crece en un sólo tallo), en lugar del arbusto tradicional, lo que sin duda ayudará a mejorar la eficiencia de la cosecha mecánica y reducirá los costes de producción.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Un comentario en “Cultivo de arándanos con riego Pivot”

  1. Juan dice:

    Me gustaría que alguien compartiera en este foro su experiencia personal cultivando arándanos con pivote.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.