Capacidad de retención de agua del suelo

Publicado el 23 de diciembre del 2014 en la categoría Tecnología del riego

almacenamiento de agua del suelo

La capacidad de retención de agua del suelo para disponer de cantidades variables de agua, depende de su textura, de su estructura, de la profundidad de las raíces en dicho suelo… y todo ello afectará a la frecuencia de riego y también a las cantidades de agua aplicadas.

Una planta en crecimiento requerirá cantidades variables de agua de acuerdo al momento en el que se encuentre de desarrollo. En el momento de la siembra comienzan las necesidades de agua e irán aumentando desde su nacimiento. Alcanzará su punto máximo durante la etapa reproductiva de su crecimiento y posteriormente irá disminuyendo al ir acercándose el periodo de cosecha. Las plantas son bastante vulnerables al estrés hídrico en las primeras etapas reproductivas, (floración y primeras etapas de la producción de frutos).

Para continuar hablando de la relación entre agua y cultivos, se debe considerar el uso extractivo del cultivo en crecimiento, la cantidad de agua requerida diariamente para satisfacer las necesidades de los cultivos y el uso consuntivo que es una combinación de la evaporación de la superficie del suelo y del transporte de agua de la superficie de las plantas. Estas son las cantidades de agua que deben reponerse para asegurar un suministro adecuado de agua que mantenga el crecimiento del cultivo.

La frecuencia de riego dependerá de la capacidad de retención de agua del suelo, de la extracción diaria y del método de distribución de riego elegido. Por ejemplo, los sistemas de riego pivot, generalmente operan con más frecuencia que los métodos por inundación o riego por gravedad. Por lo general, los suelos no serán capaces de aceptar una profundidad de 100 a 150 milímetros aplicados por inundación, pero sí aceptarán de 20 a 40 milímetros aplicados por un pivot. Es decir, el tiempo de ciclo entre riegos será diferente en los sistemas de aspersión, en comparación con los tiempos de ciclo de otros métodos.

Cuando el suelo está a la capacidad de campo, la planta no tendrá que ejercer mucha fuerza para extraer el agua del perfil del suelo, por contra, si se deja que la humedad del suelo disminuya, la planta tendrá que trabajar más duro para extraer la humedad del suelo. Se tiene que ejercer una potencia de tracción mayor para superar la creciente cantidad de tensión que retiene el agua en el suelo en los niveles de humedad más bajos.

Los fisiólogos vegetales saben que el agua constituye hasta el 90% del peso de una planta de cultivo fresco, pero sólo el 1% del agua total se utiliza realmente en los procesos de crecimiento. El balance de agua se utiliza en la transpiración que mantiene fría la planta.

Una planta extraerá agua del perfil del suelo a través del contacto de la raíz con la humedad del suelo. Las plantas con un sistema radicular fibroso, se llevarán la mayor parte de su humedad desde la parte superior del perfil del suelo. La planta extraerá hasta el 70% de su humedad de la mitad superior de la zona de las raíces o un desglose de 40-30-20-10% de cada una de las cuatro partes más profundas de la zona radicular.

Algunos factores que afectan a las necesidades de agua de consumo de las plantas son la cosecha, la temperatura, la humedad, la velocidad del viento, la radiación, el color del suelo y la pendiente.

Cuando el usuario programador determina el consumo de agua, puede predecir siete días antes la cantidad necesaria para mantener un equilibrio favorable entre el cultivo y el agua.

Existe un equilibrio entre la disponibilidad de humedad y la penetración de las raíces en el perfil del suelo. Las aplicaciones ligeras y frecuentes de agua, pueden favorecer el desarrollo de las raíces a lo largo de la parte superior del perfil del suelo. Mientras que, largos periodos entre aplicaciones de agua, estimularán una penetración más profunda de las raíces durante el periodo de mayor consumo. La programación adecuada del riego prevé el crecimiento óptimo de las plantas y la utilización del agua.

Etiquetas: , , ,

También te puede interesar:

4 comentarios en “Capacidad de retención de agua del suelo”

  1. Adrián F. dice:

    Excelente artículo. Una información especialmente relevante para plantas de ciclos cortos y medianos.

  2. Jorge dice:

    Muy interesante. El artículo es muy instructivo.

  3. Eduardo Vera dice:

    Está muy bien el artículo, pero ¿cuál sería la definición exacta de “capacidad de retención de agua del suelo”?

  4. Traxco dice:

    Podemos definirla como “la cantidad de agua que puede contener un suelo a su capacidad de campo en condiciones naturales”.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.