Mantenimiento del Pivot antes de la temporada (I)

Publicado el 19 de agosto del 2015 en la categoría Pivotes de riego

mantenimiento sistema de riego Pivot

A medida que termina el periodo de siembra, los productores agrícolas se comienzan a preparar para la temporada de riego. Si no se revisan los sistemas de riego, puede llegar el primer día seco y caluroso y con tal de conseguir regar, se omitirán algunos procedimientos importantes o se asumirán riesgos innecesarios.

Inspección y mantenimiento del sistema de riego Pivot

Para regar con seguridad, sugerimos una serie de puntos a inspeccionar en el sistema Pivot en cada área de la explotación, para garantizar un correcto mantenimiento del sistema de riego.

Comprobar el panel principal y los cofres de tramo

Con el suministro eléctrico apagado, hay que abrir todas las cajas eléctricas y limpiar con aire comprimido el polvo y la suciedad que se haya acumulado. Hay que sellar cualquier agujero hecho por roedores o insectos para acceder al interior de la caja. Con la aplicación de una pequeña cantidad de insecticida de larga acción residual en la parte inferior de las cajas, se pueden eliminar futuros problemas de hormigas y arañas. Hay que inspeccionar los interruptores de las cajas y reemplazar aquello que esté defectuoso. Todas las conexiones deben estar bien ajustadas, eliminado cualquier indicio de corrosión.  Muchos cofres eléctricos quedan inoperativos a causa de explosiones provocadas por un ratón electrocutado.

Encender la fuente de alimentación eléctrica, siguiendo los protocolos de seguridad

Si se utiliza un generador, hay que arrancar el motor y llevarlo a las revoluciones necesarias. Hay que comprobar la tensión en cada bomba y en cada Pivot. Hay que inspeccionar la toma a tierra, desde los terminales hasta las varillas enterradas. Hay que preparar un listado para el técnico electricista, con todas las reparaciones que deben realizarse, antes de que lleguen los primeros días de la temporada de riego, en los que la carga de trabajo es mayor.

Inspeccionar los motores de la bomba de servicio y los niveles de todos los fluidos

Las bombas funcionan durante horas sin la presencia de un operario, por lo que incluso pequeñas fugas de aceite o refrigerante pueden causar daños. Hay que inspeccionar las correas, baterías y sistemas de recarga. Prestar especial atención a posibles daños causados por roedores y nidos de insectos que pueden causar un mal funcionamiento. Comprobar los presostatos o los sistemas de parada de seguridad e instalarlos si no lo están. Niveles bajos de aceite y paradas por alta temperatura pueden quemar el motor.

Medir los niveles de agua estáticos en pozos

Averiguar el nivel de agua estático en el pozo y en los pozos de alrededor cada año antes de comenzar a bombear, permite comparar de principio a fin la temporada de bombeo. La lectura de finales de otoño mostrará los niveles de recuperación. Si no se dispone de los medios para realizar la medición del nivel de agua estático del pozo, habrá que considerar la realización de labores de mantenimiento anuales por parte de una empresa externa.

Iniciar el pozo o la bomba

Llenar las líneas de suministro de agua lentamente permite que escape el aire de los extremos de las líneas. Con el sistema de distribución funcionando lejos de la fuente de agua, hay que inspeccionar todas las salidas restantes observando posibles daños por congelación, fugas… Se comparan los registros del año anterior con la lectura de arranque de presión y flujo.

Cazapiedras, pantallas y filtros

Eliminar los residuos, tierra y pequeñas piedras con ciclones. Limpiar los filtros, a menudo usados junto a los aspersores finales y codos. Los filtros cazapiedras suelen retirarse en invierno para evitar posibles daños por la congelación del agua acumulada en la tubería.

Fugas del sistema y aspersores defectuosos

Hay que iniciar el sistema y presurizarlo. Buscar fugas y aspersores defectuosos elaborando una lista de elementos que necesitan ser revisados. Revisar las canalizaciones verticales y otras zonas de las tuberías de riego que necesitan atención. Las pequeñas fugas pueden saturar el suelo y debilitar el bloque de sujeción que mantiene la tubería subterránea en su lugar. Hay que elaborar una lista de presiones y lecturas de caudal para cada estación de bombeo y pivote. Conocer la presión inicial ayuda a diagnosticar más tarde los problemas de riego en la temporada.

Etiquetas: , , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.