Modernización integral de regadíos

Publicado el 26 de abril del 2016 en la categoría Noticias agrícolas

modernización de regadíos

Los regadíos están sufriendo una transformación intensa. La modernización tiene como principales propósitos: racionalizar los recursos hídricos, fijar, mejorar la calidad de vida de la población rural y reducir la contaminación de las aguas.
Para ello, se está estimulando el cambio del riego tradicional (acequias o canales abiertos) a redes presurizadas que permiten el riego por aspersión o el riego localizado.

Las comunidades de regantes, ante las nuevas transformaciones a regadío, se enfrentan a retos importantes en todos los niveles (organizativos, económicos y operativos), ya que deben afrontar la gestión y explotación de una red hidráulica de distribución, modernizada, compleja, tecnificada y que requiere de un consumo energético importante. Deben gestionar de forma coordinada: agua, energía, tierra, tecnología, infraestructura, información privada de comuneros y empresas, préstamos, presupuestos, equipos de trabajo, etc.

Gestión de una Comunidad de Regantes

Recaudación

Las comunidades de regantes necesitan un censo completo y real de parcela, titular, contador e hidrante, para facturar el agua y otros conceptos, pudiendo darse casos complejos en que intervienen diferentes actores: propietario, pagador de agua, pagador de gastos y arrendatario. Es de vital importancia también controlar la morosidad o las comisiones bancarias de los préstamos a amortizar, domiciliaciones, etc.

Infraestructura y equipo de trabajo

La ejecución de obras no es perfecta al 100%. La puesta en marcha y mantenimiento de las instalaciones, principalmente de los sistemas de telecontrol, generan incidencias. Los esfuerzos del personal de campo deberían orientarse a la realización de mantenimientos preventivos y no sólo correctivos.

Se requiere de personal de campo y administración, técnicamente formado y bien comunicado entre sí.

Gestión hídrica

Se necesitan herramientas para el seguimiento de los cupos de agua, principalmente en épocas de sequía y para evitar fraudes al declarar menos superficie de la cultivada.

Gestión energética

Reducir los costes energéticos implica programar los turnos de riego con criterio de eficiencia energética, monitorizar el agua y la energía para poder calcular la eficiencia hídrica y energética. Hacer de forma regular un seguimiento que permita detectar puntos ineficientes del sistema.

Gestión administrativa

Requiere de equipos informáticos específicos para la gestión de regadíos y de operadores cualificados para su manejo, e incluso disponer de web u oficina electrónica con proyección al exterior donde exponer información de interés (datos de contacto, análisis del agua, noticias, etc.), o donde los regantes puedan consultar datos personales o facturas de consumo.

Para obtener los beneficios esperados de la modernización de regadíos, los gestores y regantes deben disponer de herramientas y procesos avanzados que aporten información de manera inmediata, con la que poder tomar las mejores decisiones en cada momento.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.