Fertirriego a tasa variable con Pivot

Publicado el 17 de mayo del 2018 en la categoría Tecnología del riego

fertirriego a tasa variable con pivot

Una norma es una norma, pero en ocasiones las normas están para romperlas. Hubo un tiempo en que la gente pensaba que la tierra era plana, pero esa “verdad” cambió conforme se disponía cada vez de más información.

Una norma consagrada sobre la fertilización en maíz es que hace falta más o menos medio kilo de nitrógeno para producir unos 25 kilos de maíz. Esa verdad universal cambió el día que el volumen de nitrógeno se empezó a aplicar justo antes de la siembra, con una cantidad mucho más pequeña y junto a la planta. Todavía no existía el concepto de tasa variable.

Sin embargo, la realidad es que hasta la mitad del nitrógeno aplicado antes de la siembra se puede perder por diferentes razones: volatilización, desnitrificación y lixiviación por debajo de la zona radicular. Esto genera dos preguntas. La primera, ¿hace falta medio kilo de nitrógeno para producir 25 kilos de maíz? y la segunda, ¿qué cantidad extra de maíz se podría producir si la planta absorbiera más porcentaje de ese nitrógeno aplicado?

La fertirrigación a tasa variable tiene el potencial para responder ambas preguntas.

Cuando se dice que es necesario más o menos medio kilo de nitrógeno para producir unos 25 kilos de maíz, no se están teniendo en cuenta las alternativas al enfoque tradicional de la aplicación de fertilizantes. El desarrollo de los sistemas GPS, la aparición del mapeo de la red y la fertirrigación de tasa variable han cambiado la situación. Estos sistemas tienen algunas limitaciones ya que los equipos únicamente son capaces de entrar en el campo con poca frecuencia y hasta que el cultivo llegue a una etapa determinada.

Fertirriego a tasa variable con Pivot

Sin embargo, los sistemas de riego Pivot no tienen estas limitaciones. El fertirriego a tasa variable con Pivot permite que el cultivo de maíz en crecimiento se alimente solo del nitrógeno que necesita cuando lo necesita, tomándolo inmediatamente en la planta y en la cantidad adecuada según las condiciones del suelo en un sector dado del campo. Además, la aplicación puede producirse en cualquier etapa de desarrollo del cultivo.

Existen muchos modelos de sistemas Pivot en el mercado, por lo que sería lógico suponer que equipar una máquina concreta para aplicar tasas variables de nitrógeno sería una tarea complicada. Para solucionar este inconveniente, hay sistemas de inyección que ofrecen sistemas de fertirrigación de tasa variable que son adaptables a todas las máquinas.

Por ejemplo, el sistema universal réflex de fertirriego a tasa variable con Pivot, permite al agricultor aplicar tasas variables de fertilizantes a diferentes sectores de campo sin la ayuda de ningún otro sistema de control. Ya hemos hablado sobre este sistema y la tasa variable de fertirrigación en otros artículos.

Innovaciones como el sistema de inyección réflex facilitan la aplicación de nitrógeno en la cosecha de maíz durante toda la temporada de cultivo, sin importar el sistema de riego Pivot que se tenga.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.