Plástico biodegradable para agricultura

Publicado el 5 de julio del 2019 en la categoría Productos nuevos

plástico biodegradable para agricultura

La nueva generación de plástico biodegradable para agricultura no sólo no contamina, sino que en su descomposición mejora también el suelo de los cultivos.

Los plásticos para el acolchado agrícola de los cultivos hortícolas por ejemplo (tomate, pimiento, pepino…), ayudan a prevenir el crecimiento de las malas hierbas, retienen el agua y los nutrientes y además mantienen una temperatura adecuada.
Las bolsas de protección de las frutas en el árbol actúan de barrera para los insectos. Hasta ahora, estos productos convencionales que se utilizan en la agricultura eran baratos en su compra, pero se convertían en un grave problema de residuos y su retirada del campo y reciclaje resultaban costosas.

En la permanente búsqueda de la eliminación de residuos plásticos contaminantes, los nuevos productos biodegradables tienen la gran ventaja de que se descomponen en seis meses, por lo que el agricultor se ahorra tener que retirarlos del campo. Además, al llevar incorporados oligoelementos en su fabricación, se enriquecen los cultivos al descomponerse aportando nutrientes al suelo.

Presentamos tres productos nuevos, ecológicos e innovadores de producción sostenible y amables con el medio ambiente.

Film de plástico biodegradable para el acolchado agrícola

Fabricada con materiales renovables de origen vegetal como almidones de varios cultivos (maíz, cereales, patata..) y aceites vegetales, tiene una acción real antigerminativa contra las malas hierbas, mantiene la humedad óptima del terreno, reduce la erosión causada por las lluvias y contribuye a la conservación de la estructura del suelo y a aumentar su temperatura.

Bolsas biodegradables para proteger la fruta en el árbol

Utilizadas en explotaciones de melocotón, manzana, etc…, protegen el producto mucho más que las bolsas convencionales, ya que al ser de plástico, cuando se mojan, no se pegan al fruto ni pueden ser traspasadas por insectos. También permiten en su fabricación añadir productos colorantes que den uniformidad al color del fruto.

Cinta adhesiva biodegradable para injertos

Fabricada en base a poliolefinas mezcladas con cera y con caucho, la cinta biodegradable para injertar es flexible, elástica y autoadhesiva (se desintegra en 6 meses por la acción de la luz). La zona del injerto queda firme y segura, protegiéndola de las bajas temperaturas y evitando que se seque. Esta cinta biodegradable para injertos hace que el trabajo sea más fácil, rápido y exitoso.

En los tres casos se trata de productos fabricados con plástico biodegradable para agricultura, fabricados con desechos de los propios cultivos que son totalmente absorbidos por la tierra tras su uso, mejorando los nutrientes del suelo.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies