Métodos de riego con Pivot circular (I)

Publicado el 2 de agosto del 2018 en la categoría Pivotes de riego

pivot circular

Cada cultivo requiere de una cantidad de agua y cada suelo demanda un método distinto o más adecuado de aplicación de dicha agua de riego.

Exponemos a continuación formas diferentes de emplear un Pivot circular en la aplicación de los riegos.

Método 1 con Pivot circular

Válido para muchos campos y suelos, el sistema inicia su funcionamiento desde un extremo del campo hasta un punto medio del mismo, regando en su desplazamiento. En la zona media el Pivot circular se detiene y es en este momento cuando se posiciona el temporizador de velocidad al 100% desplazándose el sistema a esta velocidad y en seco hasta el final del campo. En este extremo final del campo, se acciona el sistema en sentido contrario, situando el selector de velocidad en el tanto por ciento deseado según la aplicación de agua elegida y regando hasta el punto o posición media. Al llegar a este punto medio, paramos de nuevo el sistema de riego por Pivote central cambiando el selector de velocidad al 100% y haciendo funcionar el sistema hasta el inicio del campo en seco.

El tiempo que ha utilizado el sistema en desplazarse en seco al final del campo y el que ha utilizado en su vuelta para efectuar el riego de esta segunda mitad, permitirá que la primera mitad del campo se mantenga lo suficientemente seca como para permitir el desplazamiento del sistema al 100%, evitando problemas de hundimiento en las rodadas.

Este método será viable siempre que el tiempo en que esté sin riego una mitad del campo sea menor que la necesidad del cultivo o falta de riego. Requiere que el operador esté presente en cada uno de los pasos, ya sea accionando el interruptor de seco-riego, el selector de velocidad o el interruptor de dirección de marcha adelante-atrás.

Método 2 con Pivot circular

Esta forma de trabajo requiere muy poca atención por parte del operador. El sistema de riego por Pivote central comienza su movimiento regando desde un extremo del campo hasta el extremo opuesto o final, con el selector de velocidad en la posición elegida según la dotación requerida. Para evitar que el sistema retorne sobre el campo recién regado, con el consiguiente peligro de deterioro por las rodadas, efectuado el riego completo se detiene el sistema. Una vez que el campo se haya secado lo suficiente para permitir un perfecto desplazamiento, con el selector de velocidad al 100% y en seco, se desplaza hasta su posición inicial. El tiempo de parada debe tener en cuenta que no se produzca una emergencia o falta de riego en el cultivo. El tiempo de detención puede aprovecharse para realizar operaciones de mantenimiento. Una vez en el punto o situación inicial volveremos a hacer funcionar el sistema regando hasta el extremo opuesto. En suelos que percolen bien puede evitarse el volver en seco, pudiendo volver regando.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.