Pastos más verdes en Nueva Zelanda

Publicado el 9 de diciembre del 2011 en la categoría Pivotes de riego

pivot Central para mejorar el rendimiento de los cultivos

Los productores de leche de toda Nueva Zelanda utilizan los pivotes centrales para mejorar sus rendimientos en las tierras de pastoreo durante los 12 meses del año.

En un país eminentemente agrícola, los Pivotes centrales mejoran los pastos, considerado uno de los recursos más eficientes. Tal y como indica el Ministerio de Agricultura de Nueva Zelanda, el éxito del país en la producción lechera se basa principalmente en la alta productividad, en un pastoreo rotativo y en unos rebaños de alto valor genético. El clima cálido y los pastos altamente productivos permiten a los rebaños pastar todo el año, evitando de esta forma costes relacionados con alimentación suplementaria y estabulación.

La industria lechera de Nueva Zelanda, que empezó en 1814 con la importación de dos vacas y un toro, es hoy uno de los bienes agrícolas más dinámicos del país. Las exportaciones de lo que se denomina “agricultura pastoral” representan casi la mitad de todas las mercancías exportadas desde Nueva Zelanda. La industria láctea (la más grande dentro del sector pastoral) supone casi la mitad de esas exportaciones. Los productos lácteos generados en Nueva Zelanda superan con creces lo que pueden consumir sus 4,3 millones de habitantes. El mercado de exportación es fuerte, el 90-95% de la producción de leche se vende en el mercado mundial, así como otros productos: queso, mantequilla, leche en polvo y otros sólidos lácteos.

Riego mecanizado

Gestionar más vacas por hectárea de pastos

Los productores de leche, siempre en busca de las prácticas de producción más eficientes, están recurriendo al riego mecanizado para poder gestionar más vacas por hectárea de pastos, manteniendo la hierba más productiva durante todo el año.

El pastoreo es el mayor activo agrícola de Nueva Zelanda, y una forma barata de obtener nutrientes para los animales. La ganadería ovina es todavía viable, pero mientras el número de vacas lecheras ha incrementado vertiginosamente, el número de ovejas ha caído. La precipitación media anual es de 635-762 mm, suficiente para asegurar el crecimiento del pasto durante la mayor parte del año. Pero el pastoreo rotativo y el riego con pivote central permiten pastorear de forma intensiva durante todo el año, incluso durante los meses de junio, julio y agosto.

Antes del pastoreo de un sector en particular, los productores de leche suelen dejar pasar 48 horas tras regar. Esto  permite que la planta se seque y aumente su contenido en azúcar. Hay muy poca alimentación suplementaria. Monitorizan de cerca el consumo de hierba y de cualquier otra materia seca usada como alimento. Las explotaciones lácteas tienen que ser productivas en cantidad y calidad. Los precios de la leche también dependen de su contenido sólido. Los agricultores no quieren agua colorada, sino leche con un buen contenido en proteínas. Para ello, deben mantener altos niveles de materia seca y contenido energético en el pasto.

Rotación de pastos bajo Pivot

Las tasas de aplicación de agua son bajas, a menudo alrededor de 6 mm, porque los suelos franco arenoso tienen una tasa de infiltración alta y buen drenaje. Los Pivotes centrales son máquinas de baja presión (30-35 PSI en la cabeza) con bajantes o drops que colocan los emisores muy cerca del cultivo.

Conociendo el consumo hídrico del pasto (los pastos son una mezcla de raigrás y trébol blanco) y la capacidad de manejo del suelo, pueden aplicar sólo el agua que la planta puede usar. Así, si llueve, no hay riesgo de saturar los suelos.

Los Pivotes centrales dividen el terreno en sectores que se delimitan mediante cercas eléctricas. Para que la máquina pase sin problemas esas cercas, se colocan tubos de metal recubiertos de plástico a ambos lados de cada torre para abrir las cercas eléctricas al paso de los neumáticos. Esto permite que el pivot pase de una zona de pastoreo a otra con facilidad y sin trabajo en el campo. Una idea utilizada con éxito durante años en Brasil para pastoreo de ganado vacuno bajo Pivot.

Los productores de leche no son los únicos que utilizan máquinas de riego mecanizado. También se están instalando sistemas lineales y pivotes centrales para la producción de cultivos vegetales como guisantes, zanahorias, patatas y col, así como cultivos de cereales. Los Pivotes se programan para hacer un círculo completo cada 48 horas, aplicando 6 mm de agua. El clima templado todo el año y las tasas de evapotranspiración relativamente bajas hacen que los Pivots más grandes sean una elección adecuada en muchas situaciones. Para el productor de leche en Nueva Zelanda, es sin duda la mejor alternativa para hacer crecer la hierba.

Etiquetas: , , ,

También te puede interesar:

Un comentario en “Pastos más verdes en Nueva Zelanda”

  1. Fernando Aguilar dice:

    Asombroso el manejo del agua y la producción de forrajes. Estas técnicas se debería replicar a nivel mundial para que no falten alimentos.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.