Efectos sobre el suelo causados por el riego

Publicado el 16 de noviembre del 2017 en la categoría Tecnología del riego

efectos sobre el suelo

En suelos desnudos, sin apenas vegetación y con problemas de encostramiento por la rotura de la estructura, tienen mucha importancia al regar por aspersión los efectos sobre el suelo que puede ocasionar el impacto de las gotas. Este impacto va deshaciendo y rompiendo los agregados de la superficie del suelo, efecto que generalmente va unido a la escorrentía y la erosión. Esta situación ocurre después de la siembra, en los inicios de desarrollo de la planta donde la cubierta vegetal es escasa o en suelos labrados.

El resultado es el siguiente: se hace un suelo más pesado, disminuye la porosidad, la infiltración del agua se ve obstaculizada e incluso en los terrenos con cierta pendiente se originan encharcamientos o escorrentías. Además, si el suelo se seca se produce el encostramiento que impide el buen crecimiento de los cultivos.

Diseñar instalaciones de riego considerando los efectos sobre el suelo

A la hora de diseñar instalaciones de riego por aspersión, hay que tener en cuenta los factores que influyen sobre la energía cinética por unidad de superficie: densidad del agua, pluviometría media del sistema, tiempo de aplicación o tiempo de riego, altura del agua aplicada y velocidad de impacto de la gota en el suelo, que variará en función de la velocidad inicial, el ángulo de descarga, la altura del aspersor sobre el suelo y el diámetro de la gota. A partir de estos datos podremos definir la energía cinética total de las gotas que impactan por unidad de superficie.

El tamaño de gota es el factor más importante en la energía cinética por unidad de superficie, siendo la variación de esta energía, mayor en gotas de diámetro menor de 3 mm que en las de mayor tamaño.

Soluciones para proteger el suelo

Además de hacer el laboreo estrictamente necesario, se puede por ejemplo mantener el suelo nutrido con compost, mantillo o estercolado que creará un suelo estructuralmente estable, plantar abonos verdes que enriquecen los suelos con materia orgánica y protegen con su cubierta vegetal, o practicar técnicas de acolchado que eviten la desestructuración del suelo.

Con el riego por exudación o goteo, la energía cinética, el impacto de la gota en el suelo, y los efectos sobre el suelo en general, son prácticamente nulos.

Pérdidas de agua por evaporación y arrastre

Las pérdidas por evaporación en el aire dependen de la humedad ambiental, la temperatura del aire y del agua, de la altura del aspersor, el tamaño de las gotas y la velocidad del viento. Las pérdidas por arrastre dependen de la velocidad del viento, el tamaño de las gotas y la distancia que tengan que recorrer hasta llegar al suelo.

Durante el riego, la cantidad de agua evaporada dependerá del número de aspersores que funcionen al mismo tiempo y de su disposición con respecto a la dirección del viento. El arrastre por viento varía mucho según el tamaño de gota producido por el aspersor.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.