La aromática planta del anís

Publicado el 19 de junio del 2015 en la categoría Producción agrícola

semillas de la planta del anís

El anís (o anís verde) es una planta herbácea aromática de cultivo anual, propia de las zonas templadas y cálidas, de tallo erecto ramificado de color verde que puede alcanzar alturas de 60 centímetros. Sus flores, dispuestas en umbrelas, son pequeñas, de color blanco y su fruto es un grano seco de color castaño.

La planta del anís se adapta bien a los suelos de textura franco arenosa, permeables y profundos. Para evitar encharcamientos, deben estar bien drenados. Tolera la sequía pero no el exceso de riego, el momento idóneo para regar es cuando está en floración.

Cultivo del anís

Siembra, manejo y cosecha

Tras una buena preparación del terreno es importante utilizar semilla seleccionada con alto poder germinativo y vigor, libre de otras semillas extrañas que puedan originar malezas difíciles de controlar posteriormente.

Dicha semilla, debe ser tratada con insecticidas y fungicidas sistemáticos. Por ejemplo, por cada 100 kilos de semilla, un tratamiento adecuado puede ser 500 centímetros cúbicos de insecticida de acción sistemática de amplio espectro y 200 gramos de fungicida sistemático.

El cultivo del anís tiene como enemigos a hormigas, trips, gusanos de suelo, ácaros y pulgones, que pueden hacer disminuir su crecimiento, de ahí la importancia de tratar las semillas con un insecticida sistémico. También se puede aplicar en la línea de plantación, pero nunca se debe utilizar el mismo principio activo más de tres veces para evitar problemas de resistencia en el futuro. Para evitar otras plagas del suelo y controlar la zona radicular de la planta, es recomendable aplicar insecticida de tipo granulado, incorporado con el fertilizante.

A los cuatro meses de iniciar el cultivo, las plantas florecen y se forman las semillas. Los tallos de las umbrelas se cortan con tijeras, obteniendo todo el grupo de flores en el momento en que éstas empiezan a volverse amarillas y las semillas tengan un color ligeramente rosado; el producto cosechado se seca totalmente en un lugar seco y ventilado, para posteriormente realizar el trillado y aventado con el fin de separar los frutos del resto.

Los rendimientos medios en grano seco y limpio del anís vienen a ser de unos 700 kilos por hectárea. El mercado demanda un grano de anís entero de unos 0,5 centímetros de color verde pardo grisáceo que disponga de un olor y de un sabor dulce anisado intenso.

Planta del anís: saborizante y aromatizante

Las semillas de anís aportan aroma y sabor agradable a los alimentos, en su forma natural se emplean en infusiones y como materia prima de ellas se extrae la esencia que se utiliza como aromatizante en confitería, pastelería, industria farmacéutica, alimentación, industria de licores, etc.

Etiquetas:

También te puede interesar:

2 comentarios en “La aromática planta del anís”

  1. Mario dice:

    Me gustaría que alguien mencionara el costo actual por kilo y el mercado potencial de esta planta.

  2. Isabel dice:

    Esta planta es beneficiosa para muchas cosas: para el ciclo menstrual femenino, para el periodo de lactancia materna, para favorecer la digestión, para la piel… También se emplea como expectorante en jarabes y pastillas para la tos.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.