Programación de riego con Pivot

Publicado el 11 de junio del 2015 en la categoría Tecnología del riego

programación de riego con pivot

Determinar cuándo regar y qué cantidad de agua se aplica, es una decisión muy importante para el agricultor. La escasez de agua produce estrés en los cultivos y el exceso de agua y fertilizantes puede ser perjudicial para la zona radicular de la planta; de cualquier manera, los rendimientos de los cultivos se ven afectados. Además, el exceso de agua también cuesta dinero al desperdiciar energía de bombeo.

A continuación, vamos a exponer un sistema de programación de riego. Este método requiere informarse de las previsiones del tiempo en la televisión o radio. Consultando las tablas de uso de agua de los cultivos, se puede estimar su necesidad de humedad. El consumo de agua se acumula en un balance de humedad del suelo para determinar su déficit de humedad; en algún déficit de humedad predeterminado, debe iniciarse el riego. El riego y la lluvia reducen el déficit de humedad del suelo y estos totales se restan en el balance.

Pasos en la programación de riego

El procedimiento para este método de programación de riego requiere los siguientes pasos:

  1. Se debe determinar la capacidad de humedad del suelo a regar. Si hay más de un terreno, se debería utilizar el suelo limitante (suelo con la menor capacidad de retención de humedad) o si cubre una pequeña zona, debería usarse el terreno predominante. Se cuantifica la capacidad de humedad disponible de la zona radicular para que el cultivo crezca.
  2. Se debe definir la capacidad para rellenar el perfil del suelo con la humedad (tasa de bombeo o de aplicación). El riego por aspersión no es 100 % eficiente y deben considerarse las pérdidas por evaporación.
    Si un sistema Pivot para 130 hectáreas se alimenta con una bomba que suministra 177 m3/h, la velocidad de bombeo es el resultado del cociente entre 177 m3/h y 130 hectáreas, es decir, 1,36 m3/ha. Con una eficiencia de aplicación del 80 %, esta tasa de bombeo abastecería con 8,6 mm de agua a las 130 hectáreas en un día. Si el Pivot hiciera un círculo completo cada 72 horas (3 días), la tasa de aplicación por vuelta sería: 3 días x 8,6 / día = 19 mm.
  3. Se registra la fecha en la que nace el cultivo. Los primeros siete días después de la emergencia serán la “semana uno” en el consumo medio de agua de los cultivos, los siguientes siete días serán la “semana dos”, los siguientes la “semana tres”, etc…
  4. La temperatura máxima para cada día debe tomarse de informes de la oficina meteorológica o puede obtenerse diariamente de los programas de televisión o de radio locales. También puede obtenerse un termómetro de mínimo y máximo o un termómetro registrador gráfico, este tipo de termómetros registran las temperaturas más altas y las más bajas en un mismo periodo. Si los usamos para el riego, deben ser leídos y restablecidos cada día. Los termómetros registradores gráficos registran temperaturas en un gráfico de siete días que se modifica cada semana. También se debe disponer de sensores de humedad para comprobar el contenido de humedad del terreno con el que iniciar el balance de humedad. Es útil para comprobar periódicamente la precisión del balance de situación durante la temporada.
  5. Cuando se comienza con este método de programación de riego, debe estimarse la humedad de suelo existente. Este método expresa el nivel de humedad del suelo como un déficit de humedad, registrado en centímetros de déficit de agua en la zona radicular de la planta. Este déficit es igual a la cantidad de agua que se requiere para rellenar la zona radicular del suelo a la capacidad de campo o punto de déficit cero.
  6. Cada día hay que registrar la temperatura máxima y después consultar la tabla de consumo medio de agua de los cultivos de la cosecha. Leer el consumo de agua todos los días de la “semana” correcta y el intervalo aproximado de temperatura de ese día.
  7. Establecer con antelación cuándo deben realizarse los riegos, para que la última parte del campo se riegue antes de alcanzar el déficit crítico de humedad del suelo. A principios de la campaña, se permiten déficits menores (del 25 al 40 %) ya que las raíces del cultivo son de poca profundidad. A mitad de campaña se permitiría un déficit del 50 % como déficit crítico de humedad del suelo, mientras que al final de la temporada, con la madurez del cultivo, se utilizan déficits más elevados.
  8. Debido a que las tablas de uso medio de agua del cultivo son aproximaciones del uso real del agua, pueden estar sujetas a error. Es importante testar el terreno periódicamente (normalmente una vez a la semana) con tensiómetros, para verificar si el contenido de humedad del suelo es como se predijo anteriormente.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Un comentario en “Programación de riego con Pivot”

  1. Eduardo dice:

    En la programación de mis riegos, ha sido fundamental disponer dentro de la carta de aspersión de cada máquina, de una tabla completa de pluviometría por metro cuadrado, dependiendo del tanto por ciento de velocidad del sistema.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.