Cultivo de soja bajo Pivot

Publicado el 18 de febrero del 2013 en la categoría Producción agrícola

cultivo de soja con riego pivot

Si hace tiempo la soja presentaba como principal destino el complemento en pienso, o incluso un fin oleico, esta industria podría conseguir ahora revitalizar esta leguminosa gracias a los buenos resultados que está ofreciendo.
Resultados en cuanto a rendimientos y proteína extraída para la elaboración de los denominados productos funcionales: yogures de soja, leche y otros postres nutritivos que representan el 26% del mercado en valor.

La soja es una buena alternativa de rotación al ser una planta que mejora las condiciones del suelo. Deja un buen barbecho al aportar en torno a los 50/70 Kg/Ha de nitrógeno orgánico.

Hay dos zonas en España que centralizan en este momento las plantaciones más importantes de esta leguminosa, Extremadura y Andalucía.

Siembra y cultivo

La fecha de siembra es finales de abril – primeros de mayo, en primera cosecha (ciclo 1) y finales de mayo – primeros de junio, en segunda cosecha (ciclo 2).

El cultivo de soja es adaptable a todo tipo de texturas excepto en suelos con niveles altos de caliza activa. El marco de siembra del cultivo de soja es de 50 cm x 4,5 cm en ciclo 1 y 50 cm x 3,5 cm en ciclo 2. La dosis de siembra comprende entre 400.000 plantas/Ha en ciclo 1 y 550.000 plantas/Ha en ciclo 2. La profundidad de siembra puede ser de 2 a 4 cm.

Riego del cultivo de soja

cultivo de soja con riego por pivote

La soja resiste bastante bien la sequía, es por ello que necesitará humedad pero sin llegar a los encharcamientos, que podrían asfixiar las raíces de la planta. Los riegos no deben ser copiosos, pero sí deben mantener una ligera humedad en el terreno para que mejore la vegetación de la soja.

El número de riegos varía en función del suelo y  las condiciones climáticas. Las necesidades hídricas máximas tienen lugar en las siguientes etapas del cultivo:

  • Desde la germinación hasta la emergencia de las plántulas. La semilla de la soja tiene que absorber como mínimo el 50% de su peso en agua para que la germinación sea buena. En esta fase, el contenido de agua en el suelo debe oscilar entre el 50% y 80% sobre el total de agua disponible.
  • Desde la floración hasta el llenado de granos. Las necesidades de agua del cultivo de soja aumentan con el desarrollo de la planta, llegando en esta etapa al máximo (7 a 8 mm/día). Un déficit hídrico durante esta fase provocará alteraciones fisiológicas en la planta (cierre estomático, torcimiento de hojas, muerte prematura, aborto de flores y caída de legumbre).

Para conseguir la producción máxima, la necesidad de agua en el cultivo durante todo su ciclo varía entre 450 y 800 mm (4.500-8.000 m3/Ha), dependiendo de las condiciones climáticas, del manejo del cultivo y de la duración del ciclo. Normalmente se aplican de cinco a diez riegos durante el ciclo vegetativo de la planta.

En cuanto a fitosanitarios, se aplicará herbicida total en preemergencia. En caso de resultar necesario, también se hará un tratamiento en post-emergencia.

La fecha de recolección de la soja es desde finales de septiembre hasta finales de octubre.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.