Cultivo de nogal

Publicado el 7 de abril del 2020 en la categoría Producción agrícola

cultivo de nogal

El cultivo de nogal es muy apreciado por el fruto de su árbol (la nuez) y también por su madera. En su búsqueda de la luz, alcanza más de 25 metros de altura. Tiene un crecimiento rápido y empieza a producir nueces a los 6 años. Sus raíces alcanzan los 50 centímetros de profundidad y los 3 mts. de longitud. Tiene flores masculinas y femeninas en el mismo tallo y necesita que el polen se transporte a través del viento.

En cuanto al laboreo, dos meses antes de iniciar la plantación debe romperse la resistencia del suelo con subsolador o arado para facilitar el despliegue radicular. Además, deben realizarse tareas para el enriquecimiento del suelo aportando estiércol.

Las nuevas plantaciones se realizan habitualmente con planta injertada que suele ser de pie de dos años y de un año de injerto. El porta-injerto más utilizado es J Regia.

La mejor época de plantación es la primera mitad del invierno, o primavera si se trata de regiones húmedas. Es muy importante no enterrar el cuello de la raíz que debe quedar a ras de suelo (si se entierra a 5 o 10 cm. puede tardar 3 o 4 años en crecer). Conviene colocar tubos de protección de 60 u 80 centímetros de longitud contra el conejo. Se recomienda utilizar plantas de dos años y de dos savias con repicado el primer año (corte de las raíces para estimular el desarrollo de las mismas), con un tallo de 30 centímetros.

El marco recomendable de plantación para el cultivo de nogal es de 10×10 o 12×12 metros en extensivo. Mientras que para intensivo es de 4×4 o 5×5 metros.

En cuanto al abonado, hay que tener en cuenta que la floración y el cuajado de los frutos son los momentos de más exigencia de nutrientes. El área de aplicación del abono debe ser la zona de proyección de la copa, zona de suelo donde se ubican la mayor cantidad de raíces activas. Se debe aplicar abono al inicio o en un momento próximo a la brotación, al inicio de la fructificación y a modo de reserva con un 80N-50P-70K (para una producción de 2.000 kilos/hectárea). Si se dispone de riego por goteo o exudación se aconseja abonar mediante fertirriego.

El riego por goteo o el riego por exudación son las alternativas más adecuadas para obtener un desarrollo rápido y homogéneo del árbol. Y para la obtención de buena producción y buen calibre de nueces. El tamaño de la nuez dependerá de la disponibilidad de agua durante las seis semanas que siguen a la floración.

En el cultivo de nogal intensivo, el árbol no debe sufrir escasez de agua durante la formación del fruto ni durante el engrosamiento del mismo, lo que ocurre de mayo a julio. En este intervalo de tiempo, el cultivo de nogal requerirá de 40 a 50 m3/hectárea y día. Posteriormente, cuando lignifique la cáscara (meses de agosto y septiembre) necesitará de 30 a 35 m3/hectárea y día. El agua por hectárea variará según el marco de plantación. Recomendamos la utilización de tensiómetros de 30 y 60 centímetros de longitud para controlar la humedad de la zona radicular.

Hay que controlar las hierbas mediante laboreo, siegas regulares, herbicidas, etc… O cubriendo el suelo con un plástico negro o una malla de vivero para evitar su crecimiento. Por otro lado, la recolección se suele realizar de forma mecanizada con vibradores de tronco.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies