Renovar los reguladores de presión del Pivot

Publicado el 30 de noviembre del 2016 en la categoría Pivotes de riego

reguladores de presión del Pivot

La presión de trabajo que hay en un sistema de riego afecta a la velocidad del flujo. Las presiones altas aumentarán el caudal a lo largo de todo el tubo y a medida que aumenta el caudal aumenta la velocidad del agua, disminuyendo la presión al final del Pivot, debido a las pérdidas de carga por fricción.

Los sistemas de riego experimentan fluctuaciones de presión. Una presión adecuada y fija es algo esencial para conseguir una distribución uniforme y mantener el flujo deseado a través del emisor.
Cada cultivo y cada suelo necesitan una cantidad de agua específica en cada momento y la labor de los reguladores de presión del Pivot consiste en asegurar que se cumpla esa necesidad.

Por ejemplo, un sistema que trabaja con una presión de 30 PSI si experimenta una variación de presión de tan solo 6 PSI, el caudal que el emisor aplica varía en un 10%.

Las razones más comunes de fluctuación de la presión son:

  • Los cambios de elevación en el terreno.
  • La pérdida de presión que se origina en las tuberías.
  • La apertura y cierre del cañón final del Pivot.
  • El ciclo de riego de los distintos sectores o válvulas.

Cuando un campo no es llano, si el Pivot trabaja cuesta abajo, la presión de agua aumenta haciendo fluir más agua en cada aspersor. Por contra, cuando el Pivot trabaja cuesta arriba, la presión disminuye y el campo no recibirá suficiente agua en esta zona. Los reguladores de presión de agua evitan esto.

Los cañones finales necesitan gran cantidad de agua y presión para su funcionamiento. En el momento que se activan, la presión de agua a lo largo de la máquina cae inmediatamente. Los reguladores de presión del Pivot protegen de esos cambios repentinos en cada emisor.

Comprobación de los reguladores de presión del Pivot

Los elementos abrasivos que se encuentran en suspensión en el agua de riego, los productos químicos aplicados durante el riego, las horas de funcionamiento o los golpes de ariete, son factores que pueden acortar la vida útil de los reguladores de presión del Pivot. Es recomendable verificar su funcionamiento cada tres años.

La mejor forma de saber si un regulador de presión está trabajando correctamente consiste en instalar manómetros para medir la presión a la entrada y a la salida. La presión de entrada (superior a la de la salida) tiene que ser al menos 5 PSI por encima de la timbrada o grabada en el exterior del regulador y la presión de salida debe coincidir con el timbraje del mismo, en caso contrario debe ser sustituido.

Problemas como manchas secas cerca del aspersor, exceso de riego, crecimiento desigual del cultivo, rayas en el campo o nebulización del riego, son indicadores de reguladores defectuosos.

Cuando la presión en el emisor es demasiado baja (el regulador no regula), altera la velocidad de rotación del aspersor causando áreas secas cerca de la cabeza del aspersor y riego deficiente.

Presiones elevadas (el regulador no regula) causan exceso de agua cerca de la cabeza del aspersor y crean diminutas gotas que van a la deriva del viento y de la evaporación.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Un comentario en “Renovar los reguladores de presión del Pivot”

  1. José dice:

    Tengo una explotación con Pivots Centrales en la que llevo 14 años regando con los mismos reguladores de presión y los mismos emisores. Hace ya tiempo que observo producciones muy variables en la finca a causa de una falta de uniformidad en el riego. Después de leer este artículo, revisaré mis reguladores de presión, ya que creo que éste puede ser el problema.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.