Bloques de anclaje en tuberías enterradas

Publicado el 24 de agosto del 2016 en la categoría Pivotes de riego

bloques de anclaje en tuberías

En una conducción enterrada, una vez se han ensamblado los tubos y las piezas de conexión, se debe proceder a la sujeción y apoyo de los codos, de los cambios de dirección, reducciones, derivaciones… y, en general, de todos aquellos elementos que estén sometidos a acciones que puedan originar desviaciones perjudiciales.

En aquellos puntos de la conducción donde hay cambios de dirección (verticales u horizontales), reducciones de sección, derivaciones, etc. hay que construir anclajes de tuberías para impedir el desplazamiento causado por el empuje que provoca la presión interior. En conducciones de fuertes pendientes, el montaje de la tubería se debe realizar en sentido ascendente y construir anclajes trasversales para impedir el deslizamiento.

Los bloques de anclaje evitan que la tubería de alimentación principal se mueva cuando hay cargas por presión en la línea. Estos bloques transfieren la carga de la tubería a una superficie más ancha, que soporta mejor la carga. Los bloques de anclaje son especialmente necesarios en aquellos puntos de la tubería en los que hay accesorios que modifican la dirección de la línea (por ejemplo, a la altura de codos, tés, cruces, enlaces, válvulas, hidrantes, reducciones). El bloque de anclaje debe formarse dentro de la zanja, contra una pared de terreno sólido y en las zonas donde se sitúan las conexiones hay que excavar a mano previamente para evitar los posibles derrumbes que ocasionarían las excavadoras.

Tamaño y tipología de los bloques de anclaje

El tamaño y el tipo de bloque dependerá de una serie de factores: tamaño de la tubería, empuje provocado por la presión en línea, forma del elemento a anclar, grado de curvatura y resistencia del terreno. En la mayoría de los casos, el tamaño y el tipo de bloque lo determinará el ingeniero.

Si el ingeniero no especifica el tamaño del bloque, se podría calcular dividiendo la fuerza de empuje máxima prevista entre la capacidad de carga del terreno. El resultado serán los metros cuadrados de área que debe tener el bloque.

Construcción de los bloques

Los bloques funcionan como anclajes colocados entre la tubería o la conexión y una pared resistente de la zanja. Se pueden construir con madera o acero si se fija correctamente.

Sin embargo, la sujeción más recomendable es el bloque de hormigón, con una fuerza de compresión de 140 kg/cm2. La mezcla se compone de una parte de cemento, dos partes de arena lavada y cinco partes de grava.

Los bloques de hormigón deben construirse de forma que la superficie de apoyo esté en línea directa con la fuerza principal que ejerce la tubería o el accesorio, (ver las flechas en los dibujos de abajo). La superficie de apoyo de tierra debe mantenerse inalterada, basta con que tengan una forma sencilla. Las instalaciones más típicas de bloques de hormigón se muestran en el siguiente dibujo.

bloques de anclaje de hormigón

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.