Agricultura de precisión con Pivots

Publicado el 1 de agosto del 2017 en la categoría Pivotes de riego

agricultura de precision

Se está desarrollando y ensayando una tecnología nueva para la agricultura de precisión, dirigida a reducir el uso de fertilizantes y a aminorar costos operacionales agrícolas.

Agricultura de precisión con Pivot

Un grupo de científicos y de ingenieros agrícolas están trabajando en el desarrollo de un aplicador de nitrógeno de tasa variable, basado en el uso de sensores, para los sistemas de riego por pivote central. La tecnología utiliza sensores, un sistema de posicionamiento global y cálculos matemáticos para optimizar el uso de la fertilización, mejorando los costos operacionales, el rendimiento del cultivo y el medio ambiente. Como el aplicador trabajaría en conjunto con un sistema de riego, también se ahorraría tiempo eliminando un segundo viaje a lo largo del campo para efectuar las aplicaciones de nitrógeno.

Se trata de una calculadora de nitrógeno en tiempo real. A medida que el Pivot Central se desplaza por el campo, cada pocos segundos, los sensores calculan la cantidad de nitrógeno que se necesita y varían la tasa de nitrógeno a suministrar desde el depósito.

Ya se han demostrado ahorros en el coste por hectárea en ensayos realizados en explotaciones, basados en el método de gestión de nitrógeno que utiliza un sensor óptico portátil para medir el contenido de nutrientes de las plantas. En este método se coloca una tira de algodón rica en nitrógeno para encontrar el rendimiento máximo u objetivo y determinar así la cantidad de nitrógeno necesaria para alcanzar los rendimientos que se desean. Esa información, junto con las lecturas de los sensores, la fecha de siembra y los datos históricos de rendimiento, se relaciona con un algoritmo que define cuánto fertilizante debe añadirse.

El siguiente paso es ampliar esta práctica equipando un sistema de riego por Pivote Central con sensores que puedan calcular las necesidades de nitrógeno a medida que circulan por la parcela. Esos sensores se comunicarán directamente con un aplicador de nitrógeno de tasa variable conectado al sistema de riego que realizará aplicaciones específicas en cada zona del cultivo. También se han probado sensores colocados en drones que recogen datos del día antes de la fertilización y sirven para crear un mapa que permite guiar las aplicaciones de nitrógeno a través del sistema de riego.

En los sistemas de riego laterales se pueden realizar aplicaciones de nitrógeno incluso sin aplicar agua. En sistemas de riego por Pivote Central, se tendrá la capacidad de variar las aplicaciones de nitrógeno a lo largo de los tramos del Pivot, por ejemplo, cada ocho filas. Esta tecnología puede utilizarse en los equipos nuevos, pero si un agricultor quisiera modernizar el sistema que posee, también podría hacerlo.

Durante 3 años de pruebas con un método de gestión del nitrógeno utilizando el sensor óptico, este método de gestión basado en el sensor de nutrientes aplicó un 48% menos de nitrógeno que el aplicado de forma habitual por los agricultores con otros métodos, sin afectar al rendimiento del cultivo.
En alguna de las pruebas de agricultura de precisión efectuadas, el algoritmo indicó no aplicar ningún fertilizante, para sorpresa de muchos agricultores.

Una reducción de tan solo el 20% en el uso de nitrógeno, ahorraría a los productores de algodón, de maíz y trigo mucho dinero. Además, supondría beneficios ambientales sustanciales.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.