Tomate, cultivo rentable

Publicado el 4 de octubre del 2010 en la categoría Producción agrícola

alta rentabilidad en el cultivo de tomate

El tomate está considerado como la hortaliza más cultivada del mundo y además la de mayor valor económico, dada su versatilidad y lo simple que resulta combinarla con una gran variedad de alimentos. Es originaria de Sudamérica, procede concretamente de la región andina (Ecuador y Perú), donde sigue encontrándose silvestre. Y sigue siendo la fuente a la que recuren de forma constante los investigadores y los mejoradores genéticos, en busca de nuevas resistencias.

Es una planta bianual que se cultiva como anual. Por lo general, las de crecimiento determinado se pueden desarrollar de forma rastrera y de forma erecta las de crecimiento indeterminado. De entre sus cualidades nutritivas, destaca su alto contenido en vitamina C y E. Además, tiene altos contenidos en carotenos (como el licopeno, el pigmento natural que le aporta el característico color rojo) dando lugar a una nueva búsqueda de variedades con un alto contenido en licopeno.

Actualmente, el gran productor de tomate, como ocurre con otros cultivos hortícolas, es China, que ha pasado en 15 años de un 10% de producción mundial a alrededor del 25% en los últimos años, y sigue creciendo. Le siguen muy por detrás, Estados Unidos (9%), y Turquía (8%). España (3%), se sitúa en la octava posición.

Con respecto a la superficie de cultivo, Estados Unidos y España son los países con rendimientos más altos, dentro de los principales productores, y China y México tienen los rendimientos más bajos. Esto nos da una idea del enorme potencial de crecimiento de estos países, especialmente China, en cuanto tecnifique su agricultura a poco que mantengan su superficie.

En la Unión Europea los grandes países productores son: Italia (38%), España (22%), y Grecia (10%). En cuanto a superficie destacan: Italia (39%) y España (18%) principalmente, y por detrás Rumania (17%) y Grecia (9%).

Los consumidores están reclamando más variedad de tomates y que estén disponibles durante todo el año, lo que está llevando a que la diferenciación del producto se base en la forma, (tomate redondo, tomate pera), en el tamaño, el acostillamiento, el color… Sólo así los productores pueden ofrecer un tipo de tomate diferenciado, con mayor valor añadido, y que le asegure una alta rentabilidad.

Tipos de tomate

  • Grueso. Calibres: >67 mm, un tomate clásico para ensaladas, de muy diferentes tipos (acostillados, lisos) con hombros marcados.
  • Canario. Calibres: 47-67 mm, son tomates redondos, lisos y sin hombros.
  • Ramillete. Son variedades de floración uniforme y con formación en forma de “raspa”, de un tamaño medio. 
  • Pera. Muy parecidos a los de conserva pero más gruesos. Está apareciendo una gran variedad de especialidades en los últimos años.
  • Cherry. Su tamaño oscila entre los 20-35 mm, en ramillete o sueltos, pera. En diferentes colores.
  • Del sabor. Intentan recuperar el típico sabor del tomate (Raff, Muchamiel, Rosa, Zaragozano, Tres Cantos…), y aumentar el contenido nutricional (vitaminas, licopenos y carotenos).

Los distintos adelantos genéticos que se consiguen permiten generar nuevas variedades, que pretenden los siguientes objetivos: producciones elevadas, mayor resistencia a las enfermedades, resistencia a la salinidad del agua, mayor facilidad de cultivo, precocidad, mejorar el aspecto externo, la forma, el color, conseguir más homogeneidad, aumentar la resistencia a la manipulación y al transporte, además de otras cualidades gustativas.

Una de las decisiones más importantes que debe tomar un productor es la elección del material vegetal, ya que el ciclo del cultivo y la fecha de trasplante dependerán de las propias condiciones limitantes de la explotación: la climatología, los patógenos, la calidad y cantidad de agua disponible, las características del suelo (características físicas, químicas y biológicas).

También están apareciendo nuevas técnicas de cultivo como la introducción de plantas injertadas para evitar problemas de suelo y potenciar la extracción de la planta, y técnicas de la agricultura ecológica como trampas de captura (con feromonas o tracción visual). Pero sobre todo se está llevando a cabo un cambio radical en los sistemas de lucha contra las plagas y las enfermedades, reduciéndose drásticamente el empleo de productos fitosanitarios químicos de síntesis, perjudiciales para el medio ambiente y para el ser humano, sustituyéndose por productos biológicos o por depredadores (lucha biológica).

Etiquetas:

También te puede interesar:

3 comentarios en “Tomate, cultivo rentable”

  1. Adulfo López dice:

    Me parece de mucho interés el artículo expuesto, lo tomaré como referencia para realizar mis labores en el campo para este cultivo. Gracias.

  2. Ausencio dice:

    Me gusta la explicación detallada de las variedades de tomate y sus propiedades, así como la mejora de calidad en su cultivo.

  3. Arturo dice:

    Trabajo en Mercamadrid y resulta muy rentable comercializar tomates de calidad.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.