¿Cuándo aplicar químicos en el riego?

Publicado el 18 de enero del 2011 en la categoría Pivotes de riego

Aplicación de productos químicos mediante un Pivot central

La primera decisión y a la vez la más crítica, es la selección de un plaguicida que se pueda aplicar mediante un sistema de riego por Pivot central. Además, hay que tener en cuenta otros factores.

Factores a tener en cuenta para la quimigación

Ubicación o posición del Pivote de riego. Hay que considerar la cercanía de la máquina respecto de edificios ocupados o viviendas, fuentes de agua superficial, o cultivos vecinos y caminos, para no poner en peligro a seres humanos o a animales. Algunos países establecen distancias mínimas entre campos con quimigación y determinadas estructuras; leyes que prohiben la quimigación si la aplicación es inmediatamente adyacente a una zona residencial, o si los pozos para quimigación están cerca de los que abastecen un municipio.

El tipo de suelo. Los suelos pueden ser distintos en distancias relativamente cortas, incluso puede haber diferentes tipos de suelo en un mismo campo. La velocidad de filtración del agua y/o los productos químicos agrícolas (tasa de infiltración) es diferente según el tipo de suelo. Por tanto, el tipo de suelo influirá en el riego y en la aplicación de productos químicos.
Por ejemplo, los suelos arenosos de textura gruesa tienen altas tasas de infiltración. Asumiendo que los demás factores se mantienen constantes (pendiente, compactación…) habrá menor escorrentía en suelos de textura gruesa que en suelos de textura fina. Por otro lado, quimigar con demasiada agua de riego puede provocar la lixiviación de los productos químicos por debajo de la zona radicular del cultivo. Cuando los suelos de textura fina (aquellos con alto contenido de arcilla) se quimigan, la situación se invierte. El potencial de percolación del agua y los químicos se reduce, pero el potencial de escorrentía aumenta.

Topografía. La irregularidad del terreno puede afectar a la uniformidad de aplicación a través del Pivote de riego, si los emisores no están bien regulados. Las ondulaciones en el terreno a lo largo de la máquina harán que las presiones sean distintas en un mismo aspersor. Esto se traduce en una distribución desigual del agua de riego, que se puede corregir usando reguladores de presión en cada emisor.

Características del sistema de riego Pivot. Las características físicas del sistema pueden afectar a la capacidad de aplicación de productos químicos. Los sistemas mecanizados de riego por aspersión se pueden utilizar para aplicar fertilizantes o pesticidas que deben incorporarse en el suelo, cuando es necesaria una aplicación en la hoja del cultivo. Cualquier máquina que se use para quimigar debe tener instalado el equipo de inyección adecuado, los dispositivos anti-goteo de seguridad, y todo el sistema debe estar en buen estado.

Dispersión por viento y escorrentía potencial. Son dos causas fundamentales en la pérdida no deseada de químicos. También afectan:  las condiciones ambientales durante la aplicación, el tipo de aspersores instalados en los Pivotes centrales, el tipo de productos químicos que se aplican, y las condiciones climáticas posteriores al riego.

  • Dispersión por viento. Cuando el agua de riego sale pulverizada por las boquillas, parte de ella se evapora en el área mojada, una parte la absorbe la vegetación o el suelo, y otra sale del área agrícola transportada por el viento. Es necesario por ello, controlar el clima y las condiciones del viento al quimigar. Si el viento es lo suficientemente fuerte como para incidir negativamente en la  aplicación, debe apagarse el sistema.
  • Escorrentía. Ocurre cuando el Pivot aplica el agua más rápido de lo que tarda el suelo en absorberla (tasa de aplicación mayor a tasa de penetración). Además influyen: la pendiente del terreno, la rugosidad superficial del suelo y la presencia de restos de cultivo. La escorrentía de productos químicos es un peligro potencial para los depósitos de agua superficial y subterránea, la ganadería, los cultivos cercanos y la fauna. Para prevenir la escorrentía, es necesario ajustar el caudal de agua usada para aplicar químicos.

Calibración precisa. Hay que determinar la cantidad correcta de químicos a aplicar. Una sobre-aplicación supone costes innecesarios, e incluso pérdidas de cosecha por mal uso de plaguicidas o pesticidas. La infra-aplicación impide alcanzar los objetivos pretendidos con la quimigación.

Etiquetas: , , , ,

También te puede interesar:

Un comentario en “¿Cuándo aplicar químicos en el riego?”

  1. Yesid Ortiz dice:

    Excelente artículo, de mucha claridad. Se ve que el sistema Pivot justifica la infraestructura necesaria para la aplicación de fertilizantes, nutrientes y fitosanitarios con el agua (pozos, tuberías de alimentación, equipo de fertiriego, siembra en círculo, etc…)

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.