Leasing, la compra inteligente

Publicado el 7 de julio del 2010 en la categoría Noticias agrícolas

Compra de maquinaria agrícola mediante leasing

El leasing es una fórmula de alquiler a largo plazo que permite al interesado, al término del contrato, optar a la compra del bien que ha disfrutado. Diseñado para las empresas, para explotaciones agrícolas o para profesionales, su naturaleza permite el acceso a bienes de importante valor sin desembolsos ni inversiones costosas, mantener una previsión ajustada de los costes que implica y adquirir después el bien a un precio muy interesante.

Su funcionamiento es muy simple y además los trámites son ágiles y cómodos. La empresa es quien elige el bien que necesita y paga por él una cantidad periódica durante el tiempo que vaya a utilizarlo. Mientras tanto, y hasta el término del contrato, el bien adquirido es propiedad del banco. Al finalizar el mismo, la empresa puede optar entre comprar o no, en función de sus necesidades o de su liquidez financiera.

En cualquier caso, los bienes arrendados quedan afectados únicamente a las actividades empresariales o profesionales del arrendatario. Los contratos de leasing se realizan sobre dos tipos distintos de bienes: mobiliarios o inmobiliarios. Entre los primeros, los más habituales en este tipo de contratos son: bienes de equipo, vehículos, transporte terrestre, transporte marítimo y aéreo, equipos, ofimática y telemática.

La duración total del contrato se acuerda entre la empresa y el banco, en función de la naturaleza del bien que se esté adquiriendo, aunque para realizar una operación de leasing de este tipo el plazo mínimo es de dos años. Este plazo mínimo se alarga a los diez años en el caso del leasing inmobiliario, mediante el cual se pueden adquirir: locales de negocio como almacenes u oficinas, naves industriales o de almacén, edificios completos destinados a actividades comerciales, de servicios o profesionales, terrenos para dedicar a la actividad económica, industrial, agraria, comercial o de servicios; así como los terrenos adyacentes a una industria o negocio.

Ventajas del leasing

Independientemente del tamaño de la empresa, las operaciones de leasing aportan importantes ventajas. Entre ellas cabe destacar:

  • Se puede financiar hasta el 100% del importe de la inversión a realizar.
  • El bien se financia con los rendimientos obtenidos por su uso ya que se dispone de él de forma inmediata.
  • Los trámites para llevar a cabo la operación son muy rápidos.
  • Al terminar el contrato, se puede optar a la adquisición del título de propiedad del bien mediante el pago del valor residual.
  • Se realiza amortización acelerada del bien, de especial interés en el leasing inmobiliario dada la larga duración de los periodos de amortización fiscal en los inmuebles.

Sin duda, una de las principales ventajas del leasing frente a la financiación tradicional mediante préstamo, es la amortización acelerada, además del ahorro que supone el que no sea necesario para la empresa el desembolso del IVA correspondiente a la compra del bien al formalizar el contrato.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

2 comentarios en “Leasing, la compra inteligente”

  1. Rolando dice:

    Me gustaría alquilar un tractor agrícola (canguro) y necesito saber qué documentos necesito. Soy de Manabí (Ecuador), de una zona agrícola y ganadera. Espero que alguien pueda ayudarme, gracias a todos.

  2. David Flor dice:

    Me gustaría alquilar un tractor agrícola de mínimo 170 caballos en la zona de Guadalajara (España), si alguien me puede informar se lo agradecería.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.