Desalación de agua marina

Publicado el 25 de septiembre del 2014 en la categoría Noticias agrícolas

desaladora de agua marina

El 70% de la superficie de la tierra está cubierta por agua, sin embargo sólo el 2,5% del total es agua dulce, el resto es agua de mar, e incluso de esa agua dulce solo está disponible de forma superficial el 3% en lagos y ríos, el resto o se encuentra congelada, o es agua subterránea que hay que bombear.

Otro problema añadido es la contaminación por la actividad industrial, agrícola y doméstica que reduce la calidad del agua dulce disponible.

La población mundial demanda más agua dulce, en particular la agricultura, y la desalación de agua de mar es una solución a incrementar para mitigar esta necesidad.

Las tecnologías actuales se basan en procesos de evaporación con energía térmica, o en procesos de filtración mediante energía mecánica o eléctrica, en estos últimos la osmosis inversa es la más habitual.

El mayor problema para la desalación a día de hoy es el coste de energía que demanda, aunque puede ser minimizado con la utilización de energía solar o eólica en su proceso.

Un proceso de separación térmica que está dando buenos resultados es la destilación por membranas. Se trata de la utilización de membranas hidrofóbicas porosas que solo pueden ser atravesadas por el vapor de agua; hay que crear una diferencia de temperatura a ambos lados de la membrana, lo que produce un cambio de presión parcial de vapor que hace de fuerza impulsora.

Estas membranas hidrofóbicas de un espesor y tamaño de poro muy concreto, tienen que ser estables a las temperaturas extremas que se aplican, de baja conductividad térmica para evitar las pérdidas de calor, resistentes al desgaste del agua salina y deben garantizar una buena transferencia de masa.

Una vez el vapor ha atravesado la membrana existen diferentes modelos de instalaciones para condensar ese vapor en agua dulce.

La destilación por membrana de agua dulce a partir de agua marina es un proceso directo, no requiere un pre-tratamiento, ni precisa de una demanda energética elevada (que puede cubrirse con energías renovables como la solar), y el agua obtenida es de gran calidad.

El agua es fundamental para la vida, muy necesaria para la producción de alimentos y un bien escaso, desigualmente repartido y vulnerable a la contaminación, necesita de procesos complejos que la aseguren en cantidad y calidad, y requiere de inversiones importantes en investigación y desarrollo para mejorar las tecnologías de desalación, filtrado, tratamiento, etc. y para aplicar las tecnologías ya existentes en la obtención de un bien tan preciado.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.