Consecuencias ecológicas de los incendios

Publicado el 3 de octubre del 2009 en la categoría Noticias agrícolas

Consecuencias ecológicas de los incendios forestales

Tras un incendio forestal, el daño ambiental supera al que reflejan las impactantes imágenes generadas por el fuego y sobrepasa, incluso, las áreas afectadas. La destrucción de biodiversidad, el aumento de la desertificación o la disminución de la calidad de las aguas y la atmósfera son algunas de las consecuencias negativas posteriores a un incendio.

La biodiversidad de la zona incendiada experimenta cambios en su estructura y en su composición. Las especies vegetales de tipo leñoso son sustituidas por otras que colonizan este hábitat, gramíneas en su mayor parte. Las especies animales propias de estas zonas dejan paso a otras adaptadas a espacios más abiertos. Además de perder parte de su hábitat, los bosques fragmentados por los incendios generan problemas de conectividad. Los seres vivos ven peligrar su reserva genética viable y su supervivencia a largo plazo.

Impacto de los incendios en suelo, agua y atmósfera

El suelo y el agua son dos caras de la misma moneda, por lo que un incendio afecta a ambos de forma relacionada. Las zonas mediterráneas destruidas por el fuego son víctimas de un fenómeno conocido como sabanización. La tierra queda casi estéril y limita la recolonización de las plantas autóctonas. El suelo se vuelve más impermeable e impide la penetración del agua en su interior. La actividad bacteriana y de los hongos, trascendentales en los procesos biológicos del suelo, se ve también muy afectada. La sucesión de nuevos fuegos y lluvias torrenciales incrementa la erosión y la pérdida del suelo fértil.

En las zonas mediterráneas, esta erosión se suele producir en los dos primeros meses tras el incendio. El manto vegetal desaparece, y con él, la barrera natural que retiene el agua y frena las inundaciones. Es lo que se denomina desertificación del paisaje. Algunos expertos señalan que es el daño ecológico más grave causado por este desastre natural.

Los incendios generan contaminación de diversas formas. Durante los primeros momentos después del fuego, la mineralización de la materia orgánica vegetal provoca una efímera fertilidad del suelo. Pero la gran mayoría de estos nutrientes son muy volátiles y pasan a la atmósfera o quedan disueltos en corrientes de agua. Como efecto derivado de la combustión de las masas forestales, diversas partículas y gases, incluidos los de tipo invernadero, como el dióxido de carbono, acaban también en la atmósfera.

Los costes económicos de un incendio forestal son considerables. La madera y sus productos derivados, desde papel hasta combustible, y los productos alimenticios de la zona, ya no pueden aprovecharse. El ecosistema pierde su atractivo para las actividades de ocio y turismo. Las labores de regeneración suponen un gran desembolso económico que no siempre se ve recompensado.

Etiquetas: , , , , ,

También te puede interesar:

Un comentario en “Consecuencias ecológicas de los incendios”

  1. Antonio Pérez dice:

    Es un excelente artículo para tomar conciencia de los riesgos de un incendio.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.