Seguridad en la aplicación de fitosanitarios

Publicado el 22 de abril del 2010 en la categoría Labores del campo

Los productos fitosanitarios deben aplicarse de la forma prescrita

Es necesario limitar todos los riesgos que puede comportar la aplicación fitosanitarios para los aplicadores y el medio ambiente. Estos riesgos pueden ser de origen mecánico o químico.

Riesgos en la aplicación de fitosanitarios

De origen mecánico. Atrapamiento de las manos o de otras partes del cuerpo en elementos en movimiento (transmisión, correas, ventilador…) o en articulaciones (plegado de las barras). Caídas cuando se accede o se baja de la parte superior del equipo. Excesivo ruido ocasionado por el funcionamiento del ventilador de la máquina.

De origen químico. Las salpicaduras durante el llenado del depósito, inhalación o contacto durante la aplicación, pérdidas de producto por la rotura de juntas o conducciones a presión, contacto con el producto durante el vaciado o la limpieza de la máquina.

Prevención de riesgos

Para prevenir posibles riesgos a la hora de aplicar un producto fitosanitario, el aplicador debe cumplir una serie de puntos.

  • Leer detenidamente el manual de instrucciones proporcionado por el fabricante del equipo, y la etiqueta del producto a distribuir.
  • Llevar su Equipo de Protección Individual (EPI): mascarilla, mono impermeable, casco, guantes, botas…, tanto durante la preparación de la mezcla, como durante la aplicación y posterior limpieza de la máquina.
  • Regular bien la máquina, revisarla periódicamente y realizar un buen mantenimiento de sus componentes.
  • No hay que entrar en contacto con elementos que puedan tener restos de producto fitosanitario.
  • Realizar la aplicación en condiciones meteorológicas adecuadas, evitando días con viento, las horas más cálidas del día y nunca con temperaturas superiores a 30º C.
  • No comer, beber, fumar o ir al servicio durante la aplicación, y lavarse bien antes de hacerlo.
  • Informar a alguien de la explotación dónde se va a trabajar, qué producto se emplea, la zona concreta de trabajo y cuando se regresará.

La máquina para la aplicación de fitosanitarios debe ir provista de:

  • Protección de los elementos de transmisión de la potencia al tractor (toma de fuerza y puntos de conexión).
  • Protecciones normalizadas en la aspiración y en la impulsión del ventilador.
  • Fijaciones en la barra, para evitar el desplegado involuntario durante el transporte.
  • Accesos con base antideslizante y de dimensiones normalizadas.
  • Depósito de agua limpia, para que el aplicador pueda lavarse en caso de contacto accidental con el producto fitosanitario.
  • Orificio de vaciado de la máquina provisto de grifo u otro mecanismo.

Es recomendable también que dicha máquina de aplicación lleve también un incorporador de productos fitosanitarios. También mandos eléctricos para evitar la presencia de tuberías a presión con líquido de pulverización cerca del aplicador. Y cabina presurizada con sistema de filtración en el tractor.

La máquina debe llevar la marca CE para asegurar que cumple con todos los requisitos de seguridad. Éstos se encuentran recogidos en la norma europea UNE-EN 907.

En resumen

Los puntos más relevantes en materia de seguridad en la aplicación se pueden resumir a los siguientes: correcto almacenamiento, lectura atenta de la etiqueta, respeto exhaustivo de la especificidad producto/plaga/cultivo, respeto de la dosis y del plazo de seguridad, utilización de los equipos de protección personal adecuados y correcta gestión de los caldos excedentes y de los envases vacíos.

La industria está trabajando e investigando para obtener productos más específicos, con menores dosis de uso y menos agresivos para el medio ambiente.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.