Riego de césped sintético

Publicado el 14 de junio del 2016 en la categoría Tecnología del riego

césped sintético

Los equipos de fútbol de las máximas categorías, pueden jugar indistintamente sobre césped que sea natural o también sobre césped sintético. En las instituciones internacionales de fútbol ya se reconoce también el césped artificial como una superficie de juego oficial, especialmente en las regiones con un clima que impide el crecimiento adecuado del césped natural.

Las últimas variedades de césped artificial han mejorado enormemente. Se trata de una mezcla de fibras semejantes al césped, unidas a una base construida y rellena de una combinación de arena y/o caucho. Es una técnica muy probada que ha generado una importante demanda en el mercado europeo, pero este tipo de superficies lo que requiere es un sistema de riego adecuado, que aumente sus prestaciones y ventajas.

Ventajas del riego en el césped sintético

El riego adecuado de estas superficies mejora sus cualidades y ofrece mayores ventajas:

  1. Aumenta la comodidad para quienes lo usan (en el caso de zonas deportivas para los jugadores), haciendo que la superficie sea más fina y flexible, y reduciendo el número de lesiones.
  2. Reduce la temperatura en el área de juego. En climas mediterráneos puede llegar a reducir hasta en un 33% la temperatura de la superficie.
  3. El riego periódico limpia la superficie de juego y reduce la liberación de olores desagradables que puede producir el caucho usado en algunas de estas superficies.
  4. El riego prolonga la vida útil de la superficie de juego.

Habitualmente, en el diseño de riego de zonas deportivas, se usan fundamentalmente 2 configuraciones de aspersores. Una opción serían los aspersores de turbina emergentes integrados en la superficie de juego, que no presenten riesgos al bienestar físico de los jugadores y que deben estar rigurosamente regulados por la Comisión Federal para Campos Deportivos. La segunda opción más común serían los cañones Komet, también denominados aspersores de gran alcance, estratégicamente colocados en un sistema de riego alrededor del perímetro de la superficie de juego. También existen diseños especiales a medida para aquellos casos en que existan limitaciones de caudales o presión.

Si los aspersores se instalan con las distancias y presiones recomendadas, la uniformidad de distribución asegurará resultados excelentes dentro del área de riego. Los programadores de riego incorporados en las instalaciones, incluyen un control preciso del tiempo de riego, de modo que sólo se distribuya la cantidad necesaria de agua. Se programan fácilmente y pueden conectarse a diversos sensores (sonda de humedad o pluviómetro electrónico), impidiendo el riego superfluo.

riego campo de futbol césped sintético

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.