Riego del arroz con Pivot

Publicado el 18 de mayo del 2022 en la categoría Pivotes de riego

riego del arroz

En todo el mundo, el arroz se cultiva con mayor frecuencia mediante los métodos tradicionales de riego por inundación. Aunque esta práctica se ha utilizado durante siglos, hay que tener en cuenta que la disponibilidad de agua para la producción de alimentos continúa disminuyendo. Además, el crecimiento de la población duplicará la necesidad de alimentos en los próximos 50 años y el mundo necesitará producir más alimentos con un terreno disponible menor. Dado que el arroz es un cultivo fundamental en la zonas con mayor crecimiento demográfico, es esencial desarrollar unas buenas prácticas para el riego del arroz, que protejan los suelos y conserven los recursos.

Uno de los factores más importantes a considerar cuando se piensa en el riego del arroz con Pivot central, es cuánto caudal debe aplicar. Si el caudal es suficiente y se especifican la longitud de la máquina y el tren de transmisión apropiados, el agua aplicada será suficiente.

El arroz es un cultivo de raíces poco profundas, por lo que generalmente, no son apropiadas aplicaciones de riego abundantes.

La humedad debe mantenerse desde la superficie hasta aproximadamente unos 20 ó 25 centímetros de profundidad, cuando el sistema de raíces está completamente desarrollado.

Al principio de la temporada, es recomendable realizar aplicaciones de agua ligeras y frecuentes.

A medida que se desarrolla el cultivo, la profundidad de aplicación aumenta y la frecuencia de aplicación disminuye. Esto mejorará la eficiencia del riego y permitirá que las roderas que forman las ruedas se sequen. Sin embargo, la profundidad de aplicación debe coincidir con la capacidad del suelo para asumir agua.

Desafíos en el riego del arroz con Pivot

Uno de los principales desafíos al regar arroz con un Pivot central es descubrir cómo gestionar el cultivo en las esquinas del campo. El Pivot por sí solo no puede cubrir esta sección del campo, pero existen otras opciones.

  1. La primera opción es un brazo articulado de esquina (también denominado corner), que se puede unir al propio Pivot. El brazo se moverá hacia afuera cuando llegue a la esquina y se recogerá una vez que la pase. El brazo permitirá regar aproximadamente el 95% de un campo cuadrado.
  2. La segunda opción sería considerar el uso de una máquina lineal. Los lineales se mueven de un lado a otro del campo regando un terreno con forma rectangular en lugar de en círculo, cubriendo hasta el 98 % del campo.
  3. La tercera opción sería seguir usando riego por inundación en las esquinas.
  4. La cuarta opción podría ser plantar cultivos alternativos en las esquinas.

El añublo es una enfermedad importante del cultivo de arroz que puede ser un problema mayor cuando el suelo está seco, ya que las salpicaduras de agua, como las producidas por un aspersor, pueden transportar esporas de esta bacteria a la planta.

La primera clave es la selección de variedades o híbridos resistentes al añublo.

Utilizar fungicidas es una práctica muy efectiva hoy en día. Estudios recientes han demostrado que con la aplicación adecuada de fungicidas, se podría lograr un buen control en variedades susceptibles al añublo.

No importa si se usa un híbrido o una variedad resistente al añublo, siempre debe realizarse una exploración cuidadosa de la enfermedad semanalmente, particularmente a medida que el arroz avanza hacia la iniciación de la panícula.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies