Riego con Pivot Hipódromo

Publicado el 18 de febrero del 2010 en la categoría Pivotes de riego

El Hipódromo permite regar mayor superficie

El Pivot Hipódromo

Los Pivots laterales de última generación ofrecen grandes posibilidades de acuerdo con el tipo de parcela sobre la que se instale.

Riego de parcelas rectangulares

Riego en avance frontal. La cabeza o el carro se desplazan por la linde más larga de la parcela y los tramos del sistema lateral, con una longitud igual a la anchura de la parcela, se desplazan de un extremo a otro, como una rampa frontal.

Riego de parcelas mediante avance frontal con un giro interior en los extremos de la misma. En este caso, la cabeza o carro se desplaza por el centro de la parcela. Paralela a la linde de mayor longitud y los tramos del  pívot lateral, con una longitud igual a la mitad de la anchura de la parcela, se desplazan de un extremo a otro de la misma, abarcando la mitad de la parcela comprendida entre la cabeza y la linde.

Cuando llega al extremo final se para el bombeo y los tramos giran 180º interiormente. Cuando se pone de nuevo en funcionamiento el bombeo, el Pivot lateral reanuda el avance frontal, en sentido contrario al anterior, regando la otra mitad de la parcela comprendida entre la cabeza y la linde contraria, hasta llegar al extremo contrario de la parcela, donde vuelve a efectuar la operación de giro, colocándose de nuevo en la posición de partida.

Riego en Hipódromo. Como en el caso anterior, el Pivot lateral tiene una longitud igual a la mitad de la anchura de la parcela y la cabeza o carro se desplaza por el centro de la parcela, en su sentido más largo. Partiendo de una posición inicial, el Pivot Hipódromo comienza regando en avance frontal hasta llegar a un punto en el que la cabeza permanece fija y, de forma automática, cambia la carta de emisores para pívot circular, los tramos comienzan a girar y lleva a cabo el riego de forma circular hasta que describe un semicírculo de 180º. Cuando finaliza este recorrido, con los tramos de nuevo en posición perpendicular respecto al camino central, selecciona de nuevo la carta de emisores de caudal para pívot lateral, y comienza el avance frontal de todo el sistema (cabeza y tramos) en sentido contrario al anterior hasta llegar al otro punto de la parcela donde realiza de nuevo la maniobra de riego en círculo hasta alcanzar al punto de inicio, momento en el que se detiene el pívot lateral y se para el bombeo.

Esta última posibilidad señalada como riego en hipódromo permite regar más del 90% de la parcela, con menores costes de infraestructura y con sólo una manguera en la mayoría de los casos, lo que posibilita automatizar plenamente todo el recorrido de riego (el cambio de manguera se ha de hacer manualmente).

A partir de estos tres supuestos se pueden diseñar todas las variaciones que se deseen dependiendo de la orografía de la parcela, la distribución de los cultivos, etc.

Riego de parcelas trapezoidales

Con el Pivot Lateral es posible regar entre el 80 y 90% de la totalidad de este tipo de parcelas.

Riego de parcelas de formas irregulares

Los diseños en este tipo de parcelas son muy variados, dependiendo de las formas que presenten, pero siempre tratando de adaptarlo a las necesidades de riego de los cultivos de la explotación, con el objetivo de regar la mayor superficie posible, siempre que lo permitan los tiempos de riego y de recorrido en vacío. Todas las posibilidades de diseño combinan el riego en avance frontal con el riego en sectores circulares o círculos completos (mediante el cambio automático de una doble carta de aspersión), aprovechando al máximo todas las oportunidades que nos brindan estos pívots laterales.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.