Carencias en la producción de cereales

Publicado el 1 de julio del 2015 en la categoría Noticias agrícolas

producción de cereales

El arroz, el maíz y el trigo son alimentos básicos que cubren el 80% de las calorías de un tercio de la población mundial, pero no aportan suficientes micronutrientes como: vitaminas, ácidos grasos, minerales, oligoelementos o aminoácidos.

En cuestión alimentaria, independientemente de su labor, el agricultor tiene una responsabilidad, si el cultivo de cereales se produce en un suelo pobre, éstos difícilmente poseerán un alto valor nutricional.

Carencias habituales en la producción de cereales

Hierro, zinc o selenio, son carencias habituales en la producción de cereales.

Hierro

La falta de hierro es la carencia en micronutrientes más extendida. Aproximadamente un 20% de la población europea sufre de anemia, cuando el hierro fundamental para la síntesis de la hemoglobina es insuficiente, la tasa de oxígeno en la sangre disminuye dando lugar a agotamiento, pérdida del apetito, dificultades de concentración y migrañas. En el reino vegetal la deficiencia de hierro también supone un problema, aunque este oligoelemento abunda en los suelos, el pH juega un papel clave: cuanto más básico es el suelo, menos se asimila el hierro.

El hierro presente en los suelos en forma insoluble, requiere primero que la planta procese químicamente el elemento antes de poder transportarlo hasta las células. Las gramíneas como el maíz, el trigo y el arroz fabrican fitosideróforos capaces de fijar el hierro férrico, las no gramíneas deben convertir el hierro férrico en hierro ferroso para poderlo absorber.

Zinc

La mitad de los cereales a nivel mundial presentan carencias de zinc, lo que provoca trastornos en el crecimiento de los cultivos y una disminución del rendimiento, menores volúmenes cosechados y una insuficiente concentración  de este elemento en el grano, y con ello, en los alimentos a base de cereales. Este problema requiere métodos de fertilización más eficientes y una buena selección de variedades de cereales capaces de aprovechar mejor el zinc del suelo y de mejorar su almacenamiento en los granos.

Selenio

El déficit de selenio, particularmente escaso en los suelos, también supone riesgos, ya que es un elemento que contribuye a proteger el sistema inmunitario y que es constitutivo de cerca de veinte proteínas. En ganadería, los pastos cuyos suelos son pobres en selenio, pueden generar problemas de fecundidad y es necesario administrar cápsulas en el estómago del ganado bovino que liberen de forma progresiva minerales en el cuerpo del animal durante el período de pastoreo.

La solución encaminada a reducir estas carencias en la producción de cereales, requiere de proyectos de investigación internacionales, de la cooperación entre la investigación, la agricultura y la industria agroalimentaria, de las buenas prácticas agrícolas y de la sensibilización de los consumidores.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Un comentario en “Carencias en la producción de cereales”

  1. Luca S. dice:

    En general, los consumidores que eligen cereales ecológicos creen que la calidad nutricional es mejor, pero no es necesariamente así. Los cereales ecológicos no tienen por qué ser más nutritivos, de hecho su consumo puede ocasionar un aporte excesivo de nutrientes no deseados: grasas, azúcar, sodio…

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.