La alimentación mundial depende de las abejas

Publicado el 19 de julio del 2017 en la categoría Noticias agrícolas

las abejas

Las abejas y otros insectos polinizadores resultan imprescindibles para el proceso de fecundación de las plantas. Por tanto, son fundamentales para el brote de los frutos, semillas y nuevas plantas.

La población mundial de abejas ha caído más de un 30% principalmente debido a las siguientes causas:

  • Utilización de fertilizantes y pesticidas que son derivados de la nicotina. Modifican la conducta de las abejas y las incapacita en su alimentación, lo cual les provoca una serie de problemas patológicos, parásitos y enfermedades mortales. Esto supone una reducción de la población.
  • Los cambios en el uso del suelo y los monocultivos que alteran el hábitat de las abejas, privándoles de la variedad de plantas que garantizan su supervivencia todo el año.
  • El cambio climático altera la floración y el número de plantas. El calentamiento global provoca fuertes lluvias y altas temperaturas que modifican el hábitat para el que están adaptadas.

Con la pretensión de vigilar a las abejas e invertir la situación actual, investigadores y apicultores están trabajando para realizar avances en las áreas de genética e informática.

Aplicaciones informáticas para las abejas

Un dispositivo electrónico creado en una universidad española, se integra en la colmena de abejas y permite medir en tiempo real las condiciones en las que se encuentra dicha colmena. Mide variables como la humedad, la temperatura o el pH, también detecta si hay panales infectados o alerta sobre la contaminación ambiental por fertilizantes o pesticidas. Esta información permite actuar rápidamente y cerrar la colmena ante una contaminación ambiental puntual, retirando panales que puedan estar infectados, mejorando las condiciones de habitabilidad… y garantizando así la vida de las abejas y la mejora de las condiciones de las colmenas. Este dispositivo permite a los apicultores actuar antes de que sea tarde, ante plagas y hongos que dañan a los panales.

También se vigilan las colmenas de abejas con drones para realizar mediciones externas y disponer de otros parámetros con los que comparar los resultados obtenidos desde las propias colmenas.

En busca de la súper abeja

Científicos en genética realizan investigaciones mediante el cruce de abejas más fuertes y productivas y manipulan larvas genéticamente para crear una súper abeja con el fin de conseguir abejas más fuertes y resistentes a las plagas. A partir de abejas seleccionadas genéticamente para que sean más fuertes, buscan garantizar la supervivencia de la especie, con el añadido además de que no pican.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.