Alternador para tractor: posibles averías y solución

Publicado el 27 de diciembre del 2018 en la categoría Maquinaria agrícola

alternador para tractor

El alternador para tractor transforma la energía mecánica del vehículo en energía eléctrica que se almacena en la batería (corriente alterna).

El alternador eléctrico se compone de tres partes básicamente: un rotor o inductor que establece el campo magnético que provoca tensión eléctrica al recibir la energía mecánica, un estator o inducido (un conductor sometido al campo de fuerza donde tiene lugar la transformación) y un regulador de voltaje que va condicionado por las revoluciones del motor, de manera que genera mayor energía cuando el vehículo aumenta las revoluciones y por tanto requiere más potencia.

El rotor gira produciendo el campo magnético en función de la tensión de las escobillas mientras el estator genera la energía eléctrica. Suele estar constituido por tres bobinas, lo que aporta tres puntos de salida para obtener corriente trifásica.
El regulador compensará las diferencias de tensión durante su funcionamiento para que el rotor reciba la alimentación necesaria para mantener el campo magnético a demanda de las necesidades eléctricas del vehículo.

Los tractores, la maquinaria y vehículos actuales, al disponer de más elementos tecnológicos, requieren a su vez de más energía eléctrica, acortando la vida útil del alternador.

Indicadores de una posible avería en el alternador para tractor

Para prevenir que el tractor o vehículo nos pueda dejar tirados en carretera o imposibilite realizar la actividad prevista, debemos estar atentos a los siguientes indicadores.

  • La propia luz de aviso del alternador. Hay muchos vehículos que incluyen un avisador en el tablero de instrumentos. Si se ilumina la batería o el propio alternador, están  fallando.
  • Fallos en los accesorios eléctricos. Cuando el alternador de tractor se avería, no permite que la batería cargue de forma óptima y los primeros síntomas que se pueden detectar son fallos en la regulación de las luces y bajo rendimiento en los dispositivos eléctricos. Si no se solucionan a tiempo estas averías, pueden romper la batería y deteriorar a su vez otros sistemas que dependan de esta electricidad, como los elevalunas, el audio, los faros, o el aire acondicionado.
  • Ruidos significativos. Una correa defectuosa en el alternador, agrietada o desgastada, puede llegar a reconocerse a simple vista, pero ante una avería en carretera, la prueba clara es un ruido importante ya que es fácil que esto provoque el desprendimiento de algunas partes móviles del alternador. Los mismos síntomas pueden darse por el excesivo desgaste de sus rodamientos
  • Batería baja. Conectando un voltímetro digital a la salida de la batería se puede verificar si el voltaje ha descendido. La prueba debe efectuarse con el motor apagado y con el motor encendido para discernir si la avería está en el alternador o en la batería. Con el motor apagado, por debajo de 12V el fallo es de batería. Con el motor encendido, si desciende de 13,8V es problema del alternador.

Duración del alternador para tractor y de sus componentes

La duración del alternador eléctrico dependerá de su uso. Acortan sensiblemente la vida del alternador: la utilización de las luces, la calidad de las baterías, las condiciones climatológicas (calor, frío, nieve…), los trabajos en campo o circular por caminos rurales que pueden suponer polvo, arena, humedades, etc.

El conjunto del alternador para tractor tiene una vida útil de entre 200.000 y 400.000 kilómetros, pero durante este tiempo, es probable que alguno de sus componentes deba ser reemplazado.

Elementos del alternador que pueden deteriorarse con mayor facilidad

  • Las escobillas. Se desgastan con frecuencia debido a que se encuentran en continuo contacto con partes móviles del alternador. Si colocamos un amperímetro al alternador y observamos saltos raros, es probable que debamos reemplazarlas.
  • Puente rectificador. Los diodos que lo conforman fallan con el tiempo, provocando que no pase la energía suficiente para cubrir las necesidades eléctricas del vehículo y mantener la batería cargada. Con un multímetro sobre los diodos, podemos ver si poseen la resistencia suficiente.
  • El rotor. Cuando existan problemas con esta pieza, el resultado son unos niveles de tensión bajos o nulos. Se puede verificar su estado comprobando que no hay fugas ni en el colector ni en la bobina.
  • Regulador de voltaje. Los hay de muchos tipos: mecánicos, con relé, transistorizados… y pueden quemarse con el uso. Para comprobarlo, es necesario sustituirlo por otro y verificar que el alternador funciona correctamente.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.