suelos

Polvo de alabastro contra la salinidad de la tierra

Aplicando polvo de alabastro con abonadora se reduce la salinidad de las tierras, mejorando los suelos sobre los que se asentará el cultivo. Se obtienen además mejores producciones hasta conseguir grandes aumentos, alcanzando en el arroz rendimientos de 5.000 a 11.000 kilos por hectárea.

Leer más »

Las hojas de las plantas detectan las carencias

Las plantas exigen tierras con nutrientes para no sufrir carencias nutricionales que les lleven a perder las hojas e incluso a morir. Lo ideal sería aportarlos al suelo de una manera natural, con compost o abonando a partir del estiércol. Esto ayudará a mejorar la estructura del suelo, castigado por la labranza.

Leer más »

Soluciones a la salinidad en suelos agrícolas

Para llegar a mitigar los problemas de salinidad es necesario incrementar la permeabilidad con labores profundas y drenajes, efectuar lavados con riego abundante, aportar estiércol, alternar los cultivos con especies desalinizantes, utilizar agua que no aporte sales y elegir cultivos resistentes.

Leer más »

Retener el agua en el suelo arenoso

Incorporar en los suelos arenosos una mezcla homogénea de arcilla molida mecánicamente y agua en la que las burbujas de aire se adhieren a las partículas minerales haciendo que floten, aumenta la capacidad de retención y permite el cultivo en las dunas del desierto, con un 50% de agua de riego.

Leer más »

Aplicar abono orgánico en el campo

Los purines que son reciclados como fertilizante orgánico son la fuente primordial de nutrientes para los suelos agrícolas en las explotaciones de ganado. Para poder aprovechar el nitrógeno amoniacal de los purines y evitar pérdidas hacia la atmósfera se debe inyectar en profundidad con gradas.

Leer más »

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies