Válvulas hidráulicas

Publicado el 18 de diciembre del 2009 en la categoría Tecnología del riego

Hidroválvula Gal 90 grados

Las válvulas hidráulicas son elementos muy utilizados en las redes hidráulicas y en general en todo tipo de sistemas de distribución de agua. Su simplicidad constructiva, que elimina perfectamente el mantenimiento, unida a su carácter multifuncional (a través de pilotos hidráulicos (combinables, si es necesario, entre ellos) y pilotaje electrónico o combinaciones de ambos sistemas), convierten a las válvulas hidráulicas en imprescindibles para solventar un buen número de problemas que se presentan en toda instalación hidráulica.

Características de las válvulas hidráulicas

El exterior está constituido por dos piezas (el cuerpo y la tapa), en cuyo interior se encuentra la membrana o diafragma de caucho que es el elemento de apertura o cierre al paso del agua. Algunas como las válvulas Gal, disponen también de un muelle que cumple la función de ayuda al cierre de la válvula. La válvula de tres vías exterior permite la apertura o cierre manual de la válvula, así como la actuación de la misma de acuerdo a una señal hidráulica a distancia.

Funcionamiento: Estando la cámara de la válvula (parte superior de la membrana) conectada a la atmósfera, la presión de agua del interior de la tubería empuja la membrana hacia arriba, abriendo la válvula y por tanto el paso de agua. Cuando se comunica a la cámara de la válvula la presión de agua de la tubería (aguas arriba de la válvula), ésta comprime la membrana hacia abajo, produciendo el cierre completo de la válvula y por lo tanto el corte al paso del agua. Esta operación puede realizarse fácilmente mediante la válvula de 3 vías situada en la tapa de la válvula hidráulica. Este es el funcionamiento de la válvula básica, es decir abierta-cerrada. El funcionamiento en regulación se basa en la utilización de todos los puntos intermedios entre estos extremos: abierta y cerrada.

Electroválvula

Una de las formas más usuales de funcionamiento de una válvula hidráulica consiste en hacerla operable a partir de una corriente eléctrica. El elemento que convierte la corriente eléctrica en señal hidráulica capaz de abrir o cerrar la válvula se denomina solenoide.

El solenoide consiste básicamente en una bobina de cobre enrollada, en cuyo interior se encuentra un núcleo ferro magnético, de tal forma que cuando la bobina no recibe tensión el núcleo adopta una posición de reposo, y al recibir tensión cambia su posición pasando al estado de excitación. En este cambio de posición del núcleo se produce la actuación hidráulica de la válvula, ya sea apertura o cierre.

En las circunstancias que lo requieran se puedenVálvulas automáticas Inbal de control remoto obtener una presión mínima de apertura más pequeña, dotando a la válvula de diafragma más delgado y/o un muelle más flexible.

La válvula Inbal representa un concepto nuevo en el diseño de válvulas automáticas de control. Consta de tres componentes básicos: (cuerpo, núcleo y manguito elástico), este último es su única pieza móvil.

Etiquetas: , , , ,

También te puede interesar:

2 comentarios en “Válvulas hidráulicas”

  1. Joel dice:

    Las que yo he instalado me han resultado muy prácticas para cortar el agua cuando he tenido roturas en las tuberías. He podido proteger las bombas y evitar desperdiciar grandes cantidades de agua.

  2. Joel A. dice:

    La automatización hidráulica con agua, es muy efectiva y reduce sensiblemente los costes energéticos.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.