Nuevas tecnologías para la gestión de riego

Publicado el 5 de abril del 2013 en la categoría Tecnología del riego

gestión del agua de riego

Sea con teléfono móvil o por ordenador, cada vez más agricultores utilizan las nuevas tecnologías para gestionar sus cultivos, revisar consumos o para realizar las solicitudes de agua a distancia. Este tipo de herramientas se están ya utilizando ampliamente en el sector agrario español.
Incorporan por ejemplo funciones para predecir la necesidad de riego de las parcelas según las condiciones meteorológicas estimadas, así los regantes pueden ajustar la dotación de riego por Internet en función de parámetros de humedad y temperatura.

La modernización de la gestión de riego exige la renovación de infraestructuras. Sustituir aquellos sistemas que distribuyen el agua por gravedad, por otros mecanismos como el riego a presión, que consiguen un importante ahorro de recursos.

Mediante la implantación de programas informáticos que simplifiquen y automaticen la gestión de riego, resulta más sencilla la toma de decisiones en las distintas fases de la gestión del agua.

Un programa de software para ordenador provee el acceso visual a 100 pivotes, sistemas de riego de cobertura para rincones y/o equipos lineales, permitiendo supervisar, controlar y registrar en la distancia datos referentes a la situación de operación de los mismos, de las bombas, y de los hidrantes a veces solicitados por los organismos públicos de control.

En España ya son 195 las comunidades de regantes que han aplicado las nuevas tecnologías a sus labores agrarias, y las expectativas indican que cada vez más sistemas de riego se sumarán a estas tecnologías.

Sensores virtuales para gestión de riego en invernaderos

Investigadores de la Universidad de Almería han diseñado un sistema que controla la dosis de riego en cultivos hidropónicos (los cultivos en sustrato que no necesitan suelo) gracias a la estimación de la transpiración en invernaderos.

Este sensor virtual, se ha diseñado a partir de los sensores típicos que se pueden encontrar en un invernadero y miden temperatura, humedad y radiación. A partir de estos tres parámetros, se obtiene la mejor combinación que luego se traslada al agricultor en una aplicación informática incorporada a los programadores de riego instalados. Esta herramienta permite a los agricultores monitorizar las pérdidas de agua que se producen en el invernadero.

Se instalan sensores que recogen datos a partir de los que se obtiene la dinámica de las variables que se quieren medir. Estas variables están interrelacionadas. Se analizan cuáles de estas variables tienen una mayor influencia en la transpiración de los cultivos permitiendo reducir al máximo el número de sensores que se deben instalar y con todo ello el conjunto facilita las labores diarias haciéndolas más efectivas.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.