Avisador telefónico de fin de riego

Publicado el 5 de septiembre del 2014 en la categoría Productos nuevos

avisador telefónico de fin de riego

Avisador telefónico de fin de riego por inundación

Para aquellos riegos tradicionales que todavía existen a pie o a manta, también llamados riegos por inundación, donde hay que respetar el turno de riego y resulta fundamental aprovechar los tiempos y conocer el momento en que el agua ha llegado al final de la parcela para proceder de forma inmediata al cierre de la tajadera, resulta imprescindible estar pendiente del riego, con la pérdida de tiempo que ello supone, o instalar un sistema de aviso.

Con el avisador telefónico de fin de riego de la parcela se facilita esta labor, pudiendo dedicar más tiempo a otros trabajos. Es como tener un amigo de confianza que vigila día y noche la parcela y llama por teléfono al número programado (en el que se desea recibir las alarmas y los avisos), cuando advierte que el agua ha llegado al final del campo.

El equipo se ha concebido para un funcionamiento autónomo mediante pilas, no necesita instalación ni alimentación eléctrica y su puesta en marcha es muy sencilla, basta con introducir una tarjeta de teléfono SIM (preferiblemente de prepago) de cualquier operador, colocar las pilas (4 pilas estándar AA, alcalinas o recargables) y hacerle una llamada de teléfono desde el móvil de la persona encargada del riego. Su configuración se puede modificar mediante sencillos pasos que se indican en la guía de utilización.

Está fabricado en España por un equipo de ingenieros con amplia experiencia en el campo de las telecomunicaciones, la electrónica y el sector agrícola, consta de un soporte de hierro galvanizado en forma de trípode que dispone de una sonda de riego de precisión con regulación en altura y un comunicador telefónico protegido dentro de una caja estanca con protección anti-lluvia. El sistema incluye sensor de movimiento e imán como antirrobo del propio equipo.

Utilización del sistema imán como interruptor de encendido y apagado

En un vaso situado en una de las caras del comunicador telefónico se encuentra un imán de botón. Para poner en marcha el equipo basta con colocar el imán en su habitáculo; cuando la sonda de riego permanezca sumergida en agua durante más de 1 segundo, hará siempre una llamada al encargado; el imán se retirará cuando hayamos terminado el riego (el dispositivo hará una llamada que confirmará el buen funcionamiento del equipo) y permanecerá inactivo mientras no volvamos a colocar el imán en su alojamiento.

Una vez finalizado el uso como sensor de nivel de líquido, se puede utilizar para diferentes aplicaciones, extrayendo el comunicador telefónico que se puede usar como sistema de alarma convencional. Así se consiguen dos funciones con el mismo equipo.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.