Inversión en un sistema de riego Pivot

Publicado el 21 de noviembre del 2019 en la categoría Pivotes de riego

inversión en un sistema de riego

La decisión sobre la inversión en un sistema de riego suele ser complicada. Pero el riego es capaz de mitigar uno de los riesgos más grandes dentro de la producción agrícola.

La inversión necesaria para implementar el riego y los costes operativos asociados varían de forma sustancial según la localización de la parcela, el acceso al agua y a la electricidad, el tamaño y los desniveles del terreno, etc…

En cada situación hay que analizar el escenario de riego particular, teniendo en cuenta el tamaño del Pivot y los recursos hídricos y eléctricos. Sólo así será posible destacar las diferencias en cuanto a costes. Todas estas informaciones serán de gran ayuda a la hora de tomar decisiones sobre el equipo de riego.

Pueden definirse varios escenarios que se utilicen como una guía para que los productores sopesen la inversión en un sistema de riego. Manteniendo siempre en mente que cada campo debe evaluarse de forma individual para determinar el diseño más adecuado y los componentes de la máquina.

Factores que definen la inversión en un sistema de riego Pivot

Los dos factores que más afectan al coste de la inversión en un Pivot de riego son el acceso al agua superficial y a la electricidad. Si la parcela no tiene acceso a agua superficial, el coste de perforar un pozo para tener acceso al agua subterránea puede variar de un caso a otro. El coste de este tipo de perforación puede oscilar entre los 25.000 y los 55.000 € según la profundidad necesaria y la complejidad que requiera encontrar la fuente de agua.

La distancia hasta la red eléctrica también puede afectar de forma significativa a los costes iniciales del riego. Si no hay electricidad en la parcela, cuanta mayor distancia exista a la red, más caro resultara que la compañía eléctrica amplíe la línea para dar acceso. Al empezar el proceso de planificación, es fundamental ponerse en contacto con la empresa eléctrica para estimar los costes operativos iniciales que supondrá para una parcela concreta. Algunas empresas eléctricas podrían cargar cuotas adicionales por activar la red en una parcela de forma mensual o por la puesta en marcha de una bomba eléctrica de alta potencia.

Los sistemas de riego activados mediante diésel pueden ser una buena alternativa en aquellos casos en que el coste del acceso a la electricidad sea muy elevado. Sin embargo, un sistema diésel puede ser menos conveniente para el operario, porque hay que transportar el diésel hasta el campo y a menudo encender manualmente el sistema. Los sistemas eléctricos más modernos suelen venir ya equipados con sistemas de operación remota, de forma que se conectan y monitorizan desde un smartphone.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies