Envases activos para productos alimentarios

Publicado el 15 de enero del 2015 en la categoría Noticias agrícolas

envases activos e inteligentes

La contaminación microbiana y la oxidación son los dos agentes que provocan que los alimentos tengan fecha de caducidad. Tres ingredientes provocan la oxidación en productos alimentarios: oxígeno, un sustrato orgánico y radicales libres.

Para alargar la vida del alimento es necesario minimizar o eliminar alguno de estos elementos.

Resulta más sencillo atrapar los radicales libres, ya que hace falta un material de alta barrera para eliminar el oxígeno. En esta línea, una empresa italiana ha generado un material multicapa para contener los productos, que atrapa los radicales libres e impide la oxidación.

Envases activos que alargan la vida de los alimentos

Hoy día existen envases activos (bandejas, tarros, botellas…) que alargan la vida de los alimentos, pero no es una solución estándar, sino que cada producto requiere una optimización de las características de su envase. Por ejemplo, una empresa aragonesa comercializa un envase activo con un desarrollo antimicrobiano para mermelada sin conservantes que permite alargar hasta 6 meses su conservación, antes escasamente duraba un mes.

La principal característica de un envase activo es que los agentes protectores del alimento se incorporan en el propio envase y no en el producto.

La solución pasa por que al mismo tiempo los envases alimentarios sean económicos y no encarezcan el producto, ya que el envase se tira y tiene que ser lo más barato posible. También deben resistir los procesos de producción y por ello, una empresa de Zaragoza ha optado por la micro encapsulación de los antioxidantes para protegerlos de las temperaturas de extrusión de los films de poliamida a los que se incorporan. Además, los envases deben asumir los procesos de esterilización a los que son sometidos algunos alimentos.

Los supermercados y los envasadores demandan envases alimentarios ligeros y al mismo tiempo resistentes para facilitar el transporte. La industria alimentaria muestra más interés por los antioxidantes naturales, como los aceites esenciales de clavo, canela, romero, orégano, etc.,  pero no quieren que aporten aromas, sabores o colores que interfieran en los sentidos con las propiedades del alimento al que protegen. La gran ventaja de los aceites esenciales es que, al ser considerados también alimentos, no necesitan autorización para salir al mercado, este es un factor importante porque uno de los problemas para que los envases activos tengan un mayor avance es la actual legislación, muy restrictiva y difícil de cumplir.

Los sectores de alimentación, cosmética y farmacéutica están desarrollando unos envases activos e inteligentes para el transporte y conservación de sus productos que mantengan su calidad el máximo tiempo posible, disminuyan los daños al producto e incluso reduzcan el consumo de combustible en su transporte. Sus investigaciones se centran en el uso de materiales biobasados, absorbedores de etileno, membranas perforadas, así como en la introducción de fluidos supercríticos en el plástico.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Un comentario en “Envases activos para productos alimentarios”

  1. Greta Hinostroza dice:

    Estoy realizando una investigación y me gustaría que alguien me indicara dónde puedo adquirir equipos de envasado activo.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.