Créditos a agricultores

Publicado el 13 de septiembre del 2009 en la categoría Noticias agrícolas

Créditos y anticipos de ayudas para agricultores

Los préstamos agrícolas permiten financiar todo tipo de labores: compra de herramientas y de maquinaria agrícola, compra de tierra de labor, cualquier mejora en la explotación…

Los bancos más ligados al medio rural han diseñado créditos específicos para financiar la actividad agraria. Han creado productos financieros como los anticipos por cobros pendientes de cosechas, los créditos de campaña para el mantenimiento de la actividad de la explotación, las ayudas de cuantía muy dispar (van desde 600 a 1.000.000 de €). Los plazos no suelen sobrepasar los cinco años, aunque cuando se destinan a inversión, pueden alcanzar plazos de hasta 15 años.

Anticipos y créditos a agricultores

El sector de la agricultura dispone de una oferta muy variada y amplia de productos financieros.

El Banco Santander: en su sección denominada Segmento agrario, ofrece diferentes alternativas, ya sea a través de anticipos por cobros pendientes de cosechas o de ayudas, o bien en forma de créditos de campaña, destinados al mantenimiento de la actividad normal de la explotación. El Préstamo Anticipo PAC (Política Agraria Común), anticipa las ayudas, y el importe Anticipo Agrario, se ajusta a las necesidades de financiación de cada agricultor para atender cualquier operación de cobro que se pueda producir en un periodo máximo de un año. En ambos casos se dispone de un importe mínimo de 600 euros y un máximo de hasta 1.000.000 de euros, con un plazo de amortización de 12 meses. La cuenta Crédito Campaña Agrícola, diseñada para ser el soporte de los pagos e ingresos habituales en cualquier tipo de explotación.

El BBVA: dispone entre sus productos del Agrocrédito, con diferentes modalidades Agrocrédito Campaña Agrícola, préstamo o cuenta de crédito para financiar las necesidades de campaña durante un plazo de hasta doce meses. El único requisito para contratarlo es ser persona física o jurídica dedicada a esta actividad. Tiene un plazo de 12 meses con posibilidad de renovación de hasta 36 meses, y se aplica un tipo de interés fijo o variable, en función de las necesidades de cada cliente y del tipo de explotación. Otro producto es el Agrocrédito Maquinaria Agrícola, préstamo o leasing que permite financiar la compra de maquinaria agrícola. El plazo de amortización oscila entre 12 y 72 meses, en función de la modalidad elegida, y el tipo de interés aplicable puede ser fijo o variable, pudiéndose financiar hasta el 100% de la inversión.

Ayudas de la Unión Europea

Los bancos y cajas de ahorro ofrecen anticipos de las ayudas agrarias de la Unión Europea, para que los agricultores puedan disponer cuanto antes del dinero. Hay dos modalidades para este tipo de préstamo. La primera opción es la disposición del importe total del anticipo de la ayuda mediante una renta mensual (esta alternativa financia hasta el 80% del importe de la ayuda que se va a percibir), con un tipo de interés fijo o variable, según las preferencias del agricultor. El plazo discurre hasta hacerse efectivo el pago de la ayuda por parte de la Unión Europea. La segunda modalidad es el denominado Agrocrédito Convenio SGAA (Secretaría General de Agricultura y Alimentación), a través de los préstamos acogidos a dicho convenio, que están destinados a la mejora de explotaciones agrarias, a la adquisición de tierras o propiedades, y/o a la instalación de agricultores jóvenes. Se aplica un tipo de interés subvencionado, con amortizaciones semestrales, hasta el 100% del aprobado por la comunidad autónoma, con un plazo que oscila entre 5 y 15 años.

Los productos más solicitados son los créditos de ayuda a la campaña agrícola y la oferta es muy amplia:

Caixa del Penedés: Préstamo campaña agrícola, para financiar los gastos de campaña como semillas, fertilizantes, adquisición de carburante, pago de sueldos, etc., que se puede pagar a un plazo de 12 meses, con el incentivo de poder conseguir bonificaciones por la contratación de la póliza denominada Agroseguro. Préstamo maquinaria agrícola, crédito a medida para adquirir o renovar la maquinaria agrícola, tractor, cosechadora, empacadora, abonadora, sembradora, etc. Se puede elegir un tipo de interés fijo o variable, y el plazo de amortización máximo es de 6 años. Préstamo de inversión agrícola, crédito flexible para hacer mejoras en la explotación, construcción, instalaciones de riego, compra de derechos de producción o reconversión de plantaciones. Dispone de un tipo de interés fijo y variable y se puede abonar hasta en 8 años con posibilidad de carencia. Préstamo Compra de tierra, destinado a poder ampliar la explotación con la compra de tierras. Se aplica un tipo de interés variable, y el plazo máximo de amortización es de 15 años.

Caja de Extremadura: Préstamos de campaña, destinados exclusivamente a agricultores, cuya contratación permite afrontar los gastos estacionales. Con un vencimiento de 11 meses, da opción a elegir entre los préstamos específicos o las cuentas de crédito. Para determinados destinos y plazos, también disponen de otra financiación más ventajosa como los anticipos al 0% de interés y con una única comisión a la formalización de la operación, destinadas, por ejemplo a financiación de seguros agrarios. Préstamo Convenios Agrícolas, destinados a agricultores que tienen acuerdos con organismos oficiales estatales, autonómicos, provinciales, comarcales…, o los firmados por esta entidad con organizaciones agrarias o cooperativas.

La Caixa: Departamento Agrocaixa: Permite a los agricultores disponer de productos especializados como la petición de anticipos de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC), domiciliando las ayudas de la PAC en un depósito de la Caixa, a través del cual se puede solicitar el cobro anticipado de hasta el 100% del importe de la ayuda. También se encargan de tramitar el expediente para que se disponga de esta ayuda desde el primer día. Con plazos de hasta 12 meses para las ayudas a cultivos, sirve además para fidelizar al cliente a través de asociarlo a otros productos financieros de los que dispone la caja catalana, por ejemplo, si se domicilia el expediente de la PAC o los recibos de la Seguridad Social Agraria, el cliente dispondrá de un seguro de accidentes totalmente gratuito de hasta 9.000 euros.

Caja Duero: Ofrece préstamos para las contingencias no esperadas como pueden ser las derivadas de daños pluviométricos o para el gasóleo, a un plazo de cinco años, incluido uno de carencia. Cuenta agraria, incluye créditos para todas las campañas, y tiene como principal aportación evitar los inconvenientes de las solicitudes de financiación para cada producto. Se incluyen todas las compras de factores de producción, seguros, recibos, etc., así como facilitar la gestión en las compras y ventas que se realicen. También incluye anticipos de ayudas y subvenciones.

Caja Segovia: Ofrece una amplia gama de servicios y productos para financiar al sector agrario a través de varios créditos que van desde los anticipos de la PAC hasta ayudas para realizar inversiones de mejora en las estructuras agrarias, pasando por la contratación de productos agrarios, campañas de crédito agrícola…

Caja de Ahorros de la Inmaculada: CAI Credicampo, cuenta de crédito especial para agricultores que financia las necesidades de circulante. Es especialmente útil para realizar los pagos de semillas, fertilizantes, abonos, etc., y sólo se abonarán intereses por las cantidades dispuestas. Tienen un plazo de hasta 11 meses, y aplica un tipo de interés fijo.

Caja Murcia y Caja Rioja: Préstamos Campaña, destinados para la compra de materias primas necesarias para la explotación agrícola a un plazo de hasta 12 meses.


Etiquetas: , , ,

También te puede interesar:

Deja tu comentario