Juntas de expansión

Publicado el 14 de enero del 2016 en la categoría Tecnología del riego

manguito de expansión

Las juntas de expansión ya sean de brida o con terminales roscados, son parte fundamental en las conducciones y bombeos donde tienen lugar vibraciones fuertes. También se emplean en el sector de la construcción para una gran variedad de sistemas de calefacción, de ventilación y aire acondicionado, en líneas de elevación de presión o en sistemas de alcantarillado y agua potable.
Además, se usan en otros sistemas industriales como camiones cisternas, tanques subterráneos o bombas de incendios e incluso en sistemas marinos para el mecanismo de descarga entre el condensador y el casco o en las entradas de aire de los motores diésel.

Sus ventajas principales son:

  • Reducir la tensión en las tuberías.
  • Aislar del ruido y de la vibración.
  • Absorber la expansión térmica.
  • Rectificar los defectos de alineación en el ensamblaje.

Los manguitos o juntas de expansión se fabrican con varios tipos de materiales con el objetivo de ser utilizados en diferentes áreas de aplicación hasta un máximo de temperatura de trabajo de 90º y una presión máxima de 16 bar. La goma más habitual es en EPDM, (admite soluciones salinas o con cloro, fertilizantes, eteres, cetonas, etc…)

Para conseguir un rendimiento óptimo y alargar su vida útil hay que prestar atención a su instalación.

Montaje de las juntas de expansión

Para facilitar la capacidad de movimiento del manguito en el caso de manguitos con brida, los tornillos de montaje han de ser montados con las cabezas hacia el cuerpo del manguito de expansión y mientras se aprietan los tornillos, hay que seguir un ritmo progresivo, de avance diagonal, procurando aplicar un par de apriete similar a cada tornillo.

El diseño de los manguitos de expansión de brida aporta hermetismo con la brida del tubo, por tanto no es necesario utilizar una junta entre bridas.

Consideraciones de montaje a tener en cuenta

Si los tornillos y tuercas están demasiado apretados, la cara para la estanqueidad entre bridas puede ser dañada causando así un mal funcionamiento. Para que el manguito trabaje con seguridad y su vida sea prolongada, es muy importante que las bridas opuestas estén correctamente montadas. Cuando tiene lugar un proceso de soldadura, el manguito ha de ser protegido del calor de la soldadura y de las salpicaduras de las chispas. La goma de la junta de expansión no debe ser pintada ni lubridada. Es más recomendable que el manguito de expansión trabaje en compresión que en extensión. Debe colocarse de una manera accesible que permita su supervisión regular.

No hay que dejar que se retuerza, la desviación del eje debe de ser como máximo de 10 milímetros, y su movimiento angular ha de ser de 10º.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Un comentario en “Juntas de expansión”

  1. Manuela Castro dice:

    Tengo una instalación de bombeo con calderería de hierro galvanizado, instalar un manguito de expansión me ha permitido absorber los golpes y movimientos que ejerce la bomba y la presión del agua, evitando castigar innecesariamente el resto de la conducción.

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.