Diseño de cultivos y medición de regadíos

Publicado el 21 de enero del 2014 en la categoría Pivotes de riego

Esquema de área regada por un Pivot Central convencional

Dibujar la ubicación de un Pivot

Las áreas que se cultivan, combinadas con las necesidades hídricas de los cultivos, constituyen la base para determinar la demanda del agua. Por lo tanto, las mediciones de campo deben ser muy precisas para adecuar correctamente su amueblamiento con un Pivot Central, y para la determinación del volumen de agua a bombear. Pasos a seguir para el diseño de cultivos:

  1. Determinar las dimensiones del terreno de forma precisa, dibujando un mapa del campo a escala.
  2. Generalmente, el Pivot se instalará de manera que pueda conseguir la mayor superficie regable posible, (dejando al menos un espacio de 1,5 m después de la pistola final para evitar cualquier obstrucción).
  3. El Pivot debe situarse dibujando círculos con radios igual a la longitud del sistema, incluyendo el alero y la cobertura de la pistola final. Se recomienda dejar un pequeño espacio despejado entre la pistola final y cualquier camino o línea eléctrica de alta tensión que pudiera haber.
  4. Con un sistema córner, la máquina se ubica donde permita el mayor Pivot Central posible y donde el brazo del córner pueda cubrir la máxima extensión de terreno más allá del alcance del sistema básico. La última torre del córner, debería evitar toda obstrucción en 9-10 metros.
  5. Segmentando la zona regada en partes más pequeñas de un mismo círculo, en forma de triángulos y determinando las dimensiones y grados, podemos calcular fácilmente el área de cada sector en que convenga realizar cultivos diferentes,  o sumar las áreas para calcular la superficie total.

Para estimar la superficie incluida en un área irregular regada por un sistema córner, se dibuja una línea recta y un arco con los que obtener una medida promedio.

Determinar la superficie de riego: método de punteado

El método de punteado puede ser muy útil para calcular áreas de terreno que no tienen forma circular ni cuadrada. Hay que contar los puntos incluidos dentro de los límites de cada campo y multiplicarlos por un factor de conversión. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el mapa del campo o la foto aérea deben estar en una escala conocida.

  1. Para utilizar este método se necesita una hoja transparente punteada a igual escala que el dibujo del terreno.
  2. Se dibuja el terreno a escala o bien una fotografía aérea marcando en ella los límites del campo. Una escala de 1 cm igual a 500 metros es común en las fotografías aéreas, en donde por ejemplo 2 cm2 son 1000 m2, y determina un factor de conversión de hectáreas/punto.
  3. Se coloca la transparencia sobre el mapa asegurando que no se mueva durante el proceso de conteo y se cuentan los puntos que se encuentren dentro de los límites del área.
  4. Los cuadrados pequeños contienen 4 puntos y los cuadrados grandes 64; el conteo de los cuadrados puede acelerar en gran medida el cálculo.
  5. Después de haber contado todos los puntos, hay que multiplicar esta suma por el factor de conversión correspondiente para obtener las hectáreas.

Sección de la transparencia que se utiliza en este método

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.