Diseño de riego residencial

Publicado el 21 de mayo del 2020 en la categoría Tecnología del riego

riego residencial

En este artículo explicaremos los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de realizar el diseño para un sistema de riego residencial.

Plano del terreno

Para diseñar un sistema de riego residencial hay que partir de un plano a escala que debe incluir los caminos, entradas, arbustos, edificaciones, vallas, árboles, patios, etc. Además, debe especificarse el tipo de cobertura vegetal del terreno o cualquier otra característica relevante.

El siguiente paso será dividir el terreno a regar en áreas cuadradas o rectangulares lo más grandes posibles detallando la zona delantera y trasera, la parte lateral, las áreas con césped o arbustos, con sombra…

Caudal de agua disponible y selección de aspersores

Se debe conocer el diámetro de la tubería de abastecimiento y el agua disponible para regar, ya sea de grifo (midiendo con un medidor de caudal) o de una fuente externa (depósito, pozo). También deberemos conocer la presión disponible (midiendo con un manómetro a la salida del grifo) o conociendo las características de la bomba.

Habitualmente se utilizan aspersores de turbina emergentes que quedarán recogidos discretamente en el césped cuando no riegan. Hay dos modelos básicos:

  • Aspersores para áreas grandes. Puden ser emergentes (se instalan nivelados con el terreno) o fijos (instalados de forma aérea para por ejemplo regar arbustos que vienen a cubrir áreas con radios de hasta 8 metros).
  • Difusores para áreas más pequeñas con radios de hasta 5 metros.

Ambos modelos pueden ajustar el sector de riego de 0 a 360º. Deben instalarse los aspersores grandes siempre que sea posible, para reducir la necesidad de tuberías y electroválvulas. No deben instalarse en una misma zona aspersores grandes y difusores.

Ubicación de los aspersores

Seguidamente, se marca la ubicación de aspersores y difusores sobre el plano, dibujando con un compás el arco de riego de cada aspersor. En general, los aspersores grandes de medio alcance se colocan a una distancia de entre 5 y 8 metros y los difusores de entre 3 y 5 metros. Estos espaciamientos permitirán que el riego se solape y asegurarán la distribución uniforme del agua. Los puntos críticos de un sistema de riego residencial son las esquinas, por lo que es aconsejable colocar aspersores en todas ellas y también en los perímetros. Si desde los perímetros no rociasen la zona en su totalidad, deberán añadirse aspersores de círculo completo en el medio.

Dividir el riego por zonas

Lo más habitual es que el caudal disponible no sea suficiente para regar todo el jardín a la vez, por lo que habrá que regar por zonas y cada zona dispondrá de su propia electroválvula. El número total de zonas o electroválvulas determinará el número de estaciones del programador.

Los fabricantes de aspersores facilitan una tabla con los caudales que requiere cada modelo en relación a la presión de trabajo. Solo será posible regar por turnos con el número de emisores que permita el agua disponible. A continuación, se dibujan las líneas más directas posibles de tuberías (indicando el diámetro de las mismas) que van a alimentar a cada uno de los grupos de emisores.

Generalmente, el punto de distribución (programador, colector y válvulas) se suele colocar cerca de la fuente de agua, procurando que sea un lugar accesible para facilitar su mantenimiento y desde el que no exista el riesgo de mojarse al activar el riego manualmente.

En todas las áreas de riego conviene además instalar válvulas anti-retorno para proteger el agua de boca de la vivienda. Si la instalación se realiza en zonas con posibilidad de temperaturas bajo cero, se deben instalar también válvulas de drenaje que garanticen el vaciado de las tuberías durante el invierno.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies