Retos en la elaboración de piensos

Publicado el 21 de mayo del 2015 en la categoría Noticias agrícolas

fabricación de piensos para ganado

La demanda de productos alimentarios de origen animal como carne, leche, huevos, etc…, está aumentando día a día al mismo ritmo que va aumentando la población mundial y con ello, la elaboración de piensos compuestos destinados al ganado, sigue una tendencia de crecimiento imparable.

Es un reto de futuro y de desarrollo tecnológico cubrir la necesidad creciente de materias primas para el consumo animal, humano e industrial (biocombustibles) y será necesaria una mayor eficiencia en los cultivos para que la producción por hectárea sea mayor, manteniendo insumos de fertilizantes y de agua. Las oleaginosas y los cereales representan el reto principal ya que de ellos depende la alimentación animal y la nuestra propia.

La industria de elaboración de piensos requiere también mejorar sus soluciones tecnológicas en todo el proceso de fabricación con el fin de obtener la eficiencia, minimizando los recursos y la energía empleados en el proceso y garantizar el contenido nutricional de los compuestos.

Retos en la elaboración de piensos

Principalmente la industria de piensos requiere de:

  • Procesos sencillos que faciliten la seguridad y el control de las operaciones.
  • Una dosificación precisa en materias primas e ingredientes.
  • Garantizar la calidad de los productos elaborados.
  • Minimizar los riesgos de contaminación cruzada.
  • Extremar la higiene y seguridad alimentaria de sus productos.

Debe asegurar unas buenas condiciones de higiene en la recepción de las materias primas en la fábrica, así como un almacenamiento en silos o naves que mantengan en buen estado sanitario dichas materias primas. El control de polvo es fundamental ante la necesidad de minimizar riesgos de generar problemas de higiene y contaminación cruzada en todos los procesos de fabricación de piensos.

La dosificación es la primera gran dificultad del proceso, la instalación industrial debe ser capaz de reproducir la fórmula diseñada por el nutricionista para conseguir determinados niveles nutricionales.

La molienda, la mezcla y la homogenización son procesos centrales de la fabricación. La molienda requiere conseguir el tamaño de partícula ideal a emplear en cada tipo de pienso con atención al rendimiento y al consumo energético. La mezcla y la homogenización deben realizarse en el menor tiempo posible para mejorar la eficiencia del proceso, extremando la máxima higiene interior de los equipos.

En algunas líneas de productos sensibles a la potencial contaminación microbiológica, se requieren también tratamientos térmicos de harinas (hay que tener en cuenta que la granulación posterior a cualquier proceso de tratamiento de harinas conlleva un elevado coste energético) e incluso la adición de materias primas y aditivos líquidos que requieren una tecnología de proceso más eficiente en su aplicación y control.

Finalmente, el envasado, la carga y la expedición del producto final deben ser procesos que aseguren la ausencia de riesgos de contaminación cruzada o pérdidas de la trazabilidad, hasta el punto de utilizar instalaciones de lavado y desinfección de los vehículos de transporte y distribución de piensos para reducir los riesgos de propagación de contaminaciones.

Etiquetas:

También te puede interesar:

Deja un comentario





Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.