Problemas en motores eléctricos

Problemas de motores eléctricos

Identificando los síntomas y causas probables, podremos analizar correctamente los principales problemas en motores eléctricos para Pivot o bombas de impulsión, que pueden causar daño al motor, generando paradas de los equipos y costes de reparación.

Un motor trifásico produce trabajo útil al convertir eficientemente la energía eléctrica en energía mecánica. Y esto se logra cuando la tensión de cada fase del suministro es igual, produciendo un campo magnético giratorio de intensidad constante dentro del motor.

Principales problemas de motores en el Pivot

Las fallas más comunes que se presentan en los motores eléctricos son las siguientes: bobina cortocircuitada, corto en el interior o en la salida de la ranura, corto de espiras, corto en la conexión, corto entre fases, desbalanceo de tensión, falta de fase en la conexión delta, picos de tensión, sobrecalentamiento y rotores trabados.

La falla que más se busca proteger es la sobre carga, cuando el motor tiene un aumento en la carga de trabajo y en el consumo de corriente eléctrica, contra ello hay que instalar protectores adecuados.

Al conectar los motores hay que prestar atención en no invertir las fases, esta no es una falla del motor, pero puede causar daño al tener un giro contrario al requerido. Igualmente hay que asegurarse de que no exista un cable suelto o falla en el elemento de control del motor, como puede ser el contactor o terminal, así como en el interruptor que protege al motor o en la línea de alimentación al motor.

Una causa potencial de falla prematura en motores eléctricos es la descompensación en la tensión de línea o tensión de suministro. Cuando el valor de la tensión de línea en cada fase no sea igual, existirá el riesgo de que la tensión se descompense. Si el balance o la diferencia de tensión exceden el 1% se genera una elevación de la temperatura, es decir, el motor trabajará en caliente, causando la degradación del sistema de aislamiento y del lubricante de los rodamientos.

En estas condiciones, otras áreas del funcionamiento del motor trifásico también resultan afectadas. Por ejemplo, se puede producir una pérdida en la capacidad de par, un cambio en la frecuencia de rotación de carga plena, o la toma de corriente puede resultar muy descompensada respecto de la frecuencia de rotación normal de operación. Ante esta situación, hay que llamar al proveedor de energía eléctrica para que resuelva la condición descompensada del suministro.

Información complementaria

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.