Bombeo solar o bombeo eólico

Publicado el 18 de abril del 2017 en la categoría Tecnología del riego

bombeo solar

Con el propósito de garantizar agua a presión al menor coste, mediante instalaciones de energías renovables aisladas o híbridas, vamos a exponer el bombeo con acumulación de agua en altura. El desafío es bombear a partir de fuentes de energía fluctuantes (variaciones de irradiación solar, paso de nubes, cambios en la temperatura, ráfagas de viento, etc…), con rendimientos máximos incluso a bajos niveles de energía.

Bombeo solar

El bombeo solar puede ser una buena alternativa para bombear a lo largo del día con el máximo caudal disponible a partir del sol (mediante los seguidores solares), complementando la dotación con energía de la red, en horas de tarifa reducida.

Los seguidores solares a dos ejes, con paneles dispuestos en filas a diferente nivel y con nebulización para mejorar su refrigeración, captan más energía en menos espacio, reduciendo la superficie ocupada y optimizando el campo fotovoltaico, frente a una instalación fija.

Por ejemplo, cuatro seguidores solares con 63,3 kWp de paneles cada uno, generan 200 kW, que pueden completarse con 100 kW de la red eléctrica, sumando 300 kW de potencia máxima por unidad de bombeo solar.

Bombeo eólico

Si se dispone de un embalse de gran capacidad se puede instalar un bombeo eólico directo, utilizando turbinas con transmisión hidrostática que pueden bombear a partir de vientos de 4 metros por segundo.

Motobomba de alto rendimiento según la energía instantánea

Aprovechar al máximo la energía, precisa de las denominadas motobombas de desplazamiento positivo (potencia máxima 300 kW) que bombean a partir del desplazamiento lineal a baja velocidad de un émbolo dentro de su camisa, elevando agua en una cantidad directamente proporcional a la energía captada en cada instante.

El alto rendimiento de estas motobombas obedece a que la fuerza se aplica en la misma dirección de la resistencia y al empleo de la transmisión hidrostática capaz de transmitir potencias por mínimas que sean, con el máximo rendimiento. El caudal (litros/segundo) que puede bombear en cada momento se obtiene con la siguiente fórmula: 85 x kW / altura (m.c.a.)

Depósito compensador elevado

Un depósito elevado de al menos 30 m3 permite acumular los caudales sobrantes y también garantizar la uniformidad de riego completando la red cuando hace falta y manteniendo la presión, independientemente de los caudales instantáneos bombeados. La altura de elevación debe garantizar la presión mínima de funcionamiento exigida por el emisor más alejado más la pérdida de carga de la conducción desde el depósito hasta dicho emisor.

Con un programador se puede ajustar el número de sectores en riego simultáneo y establecer su rotación según los caudales disponibles. El riego comienza cuando el nivel del depósito alcanza el 70% y se cierra cuando desciende por debajo del 30%.

bombeo eolico

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario