Pistacho, el fruto de moda

Publicado el 30 de abril del 2017 en la categoría Producción agrícola

cultivo del pistacho

El pistacho, considerado uno de los frutos secos más beneficiosos para la salud humana, apunta unas expectativas excelentes para el desarrollo de una industria similar a la almendra.
Pocos países tienen capacidad para producir con garantía este cultivo. Tan sólo existen 30.000 has cultivadas entre Grecia, Italia y España, por lo que Europa necesita importar unas 120.000 toneladas de pistachos anualmente.

Clima y variedades

El cultivo del pistacho requiere veranos largos, secos y muy calurosos, e inviernos muy fríos, pero con heladas de baja intensidad en abril y ya sin heladas a partir de mayo. Las lluvias frecuentes en momentos como la floración (abril), cuando se podrían propiciar enfermedades criptogámicas (mayo) o en el mes de la recolección (septiembre), afectan negativamente al pistacho. En España existen ciertas zonas geográficas donde se da un microclima perfecto para el desarrollo del cultivo de pistachos. En Aragón cumplen los parámetros localidades como Borja, Calanda, Caspe, Hijar, La Almunia de Doña Godina o Zaragoza.

Variedades más tempranas como la Larnaka o AvdatLa y la variedad Kerman de ciclo largo, son más recomendables para el cultivo en zonas con mucho calor. La variedad Kerman es muy demandada en el mercado por la blancura de su cáscara y el tamaño de su fruto.

Condiciones agronómicas

El pistacho requiere un marco amplio de plantación de mínimo siete metros por siete metros, con vientos suaves que disminuyan el efecto de la humedad relativa ambiental y orientado hacia el sur.

Inversión en pistacho

El precio del injerto de pistacho suele costar 1 euro aproximadamente, mientras que el precio de la planta ya injertada oscila entre 9 y 12 euros. En regadío, la primera cosecha se obtiene a los seis años del injerto y en secano a los ocho años (generalmente su recolección se realiza con vibradores manuales). En los últimos años el precio medio pagado al agricultor ha sido de 6 €/Kg.

Producción

En zonas de secano, con suelos de buen drenaje y textura equilibrada, a partir del octavo año del injerto, la producción media es de 1000 kilos por hectárea de pistacho en cáscara y secos (al 7% de humedad).

En regadío (instalando tuberías de riego exudante o tuberías de goteros integrados a ambos lados de las hileras del pistachero), siempre que se den un mínimo de horas de frío en las zonas más cálidas, se pueden obtener desde el sexto año del injerto hasta el duodécimo, aproximadamente 1.500 kilos por Ha, con unas aportaciones de agua de 1.500 m3 por hectárea y año.

Inconvenientes

La planta injertada es muy cara ya que es mayor la demanda que la oferta y por tanto, hay escasez.
Además, hay poca seriedad en cuanto a variedades y calidad de plantas, por parte de algunos viveros a la hora de vender portainjertos y una lenta entrada en producción en comparación con otros frutales.

Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Deja un comentario