Cultivo de malanga con Pivots

Publicado el 28 de octubre del 2011 en la categoría Producción agrícola

Cultivos tropicales bajo Pivot

La malanga es un tubérculo similar a la patata que debe cultivarse durante un año, y que requiere de un buen riego suplementario. Se cultiva para obtener sus bulbos de almidón, un importante alimento básico en ciertas regiones tropicales.

Se trata de un vegetal característico que ha hecho frente a la creciente presión de las importaciones. La malanga tiene un papel protagonista en los programas de cultivo de Florida (Estados Unidos). A continuación vamos a analizar la experiencia de un agricultor que encarna la segunda generación de productores de malanga en el sur de Florida, y que ha cultivado malanga durante toda su vida, empezando de la mano de su padre. Al principio regaban con grandes cañones de impacto. Ahora tienen pivotes centrales y lineales que han sustituido los 60 equipos aéreos antiguos, pasando de la gota gorda del aspersor gigante de impacto, a la gota fina de lluvia de los pivotes. El trabajo ahora se realiza mucho más rápido, y el ahorro en costes de mano de obra es enorme. Con los Pivots, sólo se precisa de un hombre, de una máquina y una bomba, lo que supone un gran ahorro económico.

Los agricultores están impresionados con la forma en que los lineales y pivotes centrales aplican el agua en diferentes condiciones climáticas. Ya sea con un clima cálido y tranquilo típico de otoño, o caliente y con viento como ocurre en primavera y verano, prácticamente no hay pérdida de agua. Se podría regar las 24 horas del día durante todo el año, si esas fueran las necesidades del cultivo. Esto es particularmente importante con la malanga, que requiere un año o más para alcanzar la madurez. Por ello, los productores de malanga deben regar frecuentemente durante los meses de verano, con el habitual clima seco y ventoso del sur de Florida.

La malanga es un cultivo tropical que se originó en América Central y Sudamérica, y se ha cultivado durante siglos en Cuba y Puerto Rico. La población diversa del sur de Florida asegura una demanda constante de estos vegetales caracterizados por grandes hojas verdes que pueden medir más de medio metro de diámetro. Los tubérculos de la malanga son comestibles; se forman en el suelo, en la base de la planta. Se cosechan, se procesan y se añaden a las recetas culinarias con tanta frecuencia como ocurre con las patatas. Tiene un sabor similar al de la patata (almidón), pero la malanga tiene un toque distintivo único.

La malanga es relativamente fácil de cultivar, si se pueden controlar las constantes hierbas con algo de laboreo y herbicidas. A medida que la cosecha madura, las hierbas se convierten en un problema menor. Los productores de malanga suelen regar una vez por semana, empezando poco después de la siembra, y continúan regando durante todo el año según las condiciones meteorológicas.

Desde la siembra hasta la cosecha pasan unos 12 meses; menos con suelos arenosos y más con suelos arcillosos pesados. Con un Pivote en suelos arenosos, un agricultor podría cosechar en tan sólo 10 meses, aplicando alrededor de 4 cm. de agua en cada círculo.

El agricultor en cuestión hace funcionar el Pivot durante 36 horas al 30% para cubrir 123 hectáreas de malanga. Un campo adyacente de maíz dulce se riega al 60% con una tasa de aplicación de 2 cm. por círculo aproximadamente. En el campo rotan malanga con maíz, de forma que tienen dos cultivos bajo riego en todo momento. Se bombean 95 litros/segundo, durante 36 horas en el riego completo sobre malanga, y durante 18 horas sobre el maíz.


Etiquetas: , , , , , , ,

También te puede interesar:

Deja tu comentario