El cultivo del algodón

Publicado el 27 de abril del 2012 en la categoría Producción agrícola

Cultivo del algodón

El algodón representa un 2,5% de la superficie bajo riego, es el tercer cultivo que más agua consume, tras el arroz y el trigo, seguido por el maíz, las frutas y las verduras. Según las técnicas empleadas, son necesarios entre 5.400 y 19.000 litros de agua para producir un kilo de algodón. Un kilo de trigo precisa de 1.650 litros y 3.700 litros un kilo de arroz. El cultivo de algodón necesita 120 días de riego para garantizar su crecimiento, seguido por un periodo seco con mucha luz solar para que la cápsula se abra y no se pudra la fibra.

El algodón en el mundo

Para muchos países, el algodón es el cultivo más importante, no sólo proporciona fibras para la industria textil, sino que también juega un papel importante en la industria alimenticia, pues sus semillas tienen un alto contenido en aceites y proteínas. La producción de algodón emplea a unos 350 millones de personas (en el campo, en su transporte, desmotado, embalado, prensado, almacenamiento…). China consume el 40% de la producción mundial de algodón crudo.

El algodón se encuentra a la cabeza de los cultivos de fibra. La producción mundial actual es de 25,5 millones de toneladas de granos de algodón, y se cultiva en 34,8 millones de hectáreas. China, Estados Unidos e India son los principales productores del mundo de algodón y representan casi el 60% de la producción global. Pakistán es otro país importante en la producción de algodón, mientras que Australia y Egipto producen el algodón de mayor calidad. Se cultiva en más de 100 países y representa el 40% del mercado mundial de fibra. EEUU e Israel son los países productores con costos más elevados. Los principales países exportadores son EEUU, Uzbekistán, Brasil y Australia. La demanda de algodón ha aumentado de forma constante desde los años 50 a una tasa anual del 2% de media. Casi el 53% del algodón mundial está subvencionado.

Cultivo del algodón

El algodón se cultiva en diversos climas: tropical, subtropical y templado, pero su desarrollo es susceptible a las temperaturas extremas. Es muy sensible a las heladas, requiere un mínimo de 200 días sin heladas. El periodo de crecimiento total es de 150 a 180 días. Dependiendo de la temperatura y la variedad, hacen falta de 50 a 85 días para la formación de los primeros botones florales, de 25 a 30 días para que aparezcan las primeras flores y de 50 a 60 días para la floración.

La duración del día también influye en la floración, aunque no ocurre así con algunas variedades. El algodón es una planta que requiere días cortos. La germinación óptima se logra con temperaturas de 18ºC a 30ºC, con un mínimo de 14º C y un máximo de 40ºC.

La germinación tardía de la semilla expone a la planta a infecciones por hongos en el suelo. Al principio de la etapa de crecimiento vegetativo, la temperatura diurna deberá oscilar entre 20ºC y la nocturna no debería bajar de los 12ºC, sin superar los 40ºC y 27ºC respectivamente. La temperatura óptima para el desarrollo y la madurez de las cápsulas es entre 27ºC y 32ºC, pero el rendimiento se reduce cuando supera los 38ºC.

El clima frío y/o los vientos fríos pueden afectar gravemente a los brotes jóvenes. La lluvia continua durante la floración y polinización reduce la calidad de las fibras.

El algodón se cultiva en una amplia gama de suelos, pero los mejores resultados se obtienen en suelos aluviales, fértiles, arcillosos, bien drenados, profundos y pesados. Los subsuelos ácidos o densos limitan la penetración de raíces. El rango de pH aceptable es de 5,5 a 8 y el nivel óptimo es de 7 a 8. La planta de algodón tolera los suelos salinos. La propagación de la planta se realiza por semilla y su densidad de plantación varía entre 100.000 y 160.000 plantas/Ha con técnicas de alta densidad, y entre 14.000 y 37.000 plantas/Ha con técnicas de baja densidad.


Etiquetas: , ,

También te puede interesar:

Un comentario en “El cultivo del algodón”

  1. Luis dice:

    Muy bueno.

Deja tu comentario